17.9 C
Comodoro Rivadavia

Gabriela Sabatini fue ovacionada en su vuelta a una cancha de tenis en nuestro país

La ex N°3 del mundo, ganadora del US Open en 1990 y del WTA Championship en 1988 y 1994, recibió una ovación del público argentino en el Arena Parque Roca, que en cierta manera le pudo agradecer por todo lo que le dio al deporte nacional.
Gabriela Sabatini jugó el doble mixto junto al español Rafael Nadal, enfrentando a Gisela Dulko y al noruego Casper Ruud. La exhibición contó con la presencia de 15 mil personas en el escenario de Villa Soldati, Buenos Aires.

Dulko, quien supo brillar en el tenis durante la primera década del 2000, también recibió un enorme apoyo de los argentinos. Ganadora de 4 títulos WTA y ex 26 del mundo en singles, la nacida en Tigre tocó el cielo con las manos en el dobles, categoría en la que ganó el Australian Open en 2011 e incluso llegó a ser N°1 del mundo.

El partido estuvo lleno de magia y nostalgia y los tenistas pudieron demostrar sus mejores habilidades, deleitando a un público argentino que ya venía de disfrutar el triunfo de Nadal sobre Ruud por 7-6(8) y 6-2.

El resultado (prácticamente anecdótico) del doble mixto fue de 6-4 a favor de Sabatini y Nadal. Sabatini demostró un muy buen nivel y no decepcionó. La ex tenista, que se retiró en 1996 cuando tenía solo 25 años, se mostró impecable físicamente a sus 52 años.

Hubo un punto específico en el que se ganó la ovación del público. Fue cuando tenían punto de quiebre para colocarse 5-3. Allí, Gaby realizó una Gran Willy que complicó a sus rivales y fue su compañero Nadal quien se encargó de terminar el punto. Los espectadores terminaron aplaudiéndola de pie.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Gabriela Sabatini fue ovacionada en su vuelta a una cancha de...

La ex N°3 del mundo, ganadora del US Open en 1990 y del WTA Championship en 1988 y 1994, recibió una ovación del público...