25.9 C
Comodoro Rivadavia

Lula da Silva en la cumbre de la ONU en Egipto pidió por una Amazonía protegida

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó desde la COP27 de Egipto que no puede haber “seguridad climática en el mundo sin una Amazonía protegida”. Tras el fuerte avance de la deforestación bajo el mandato de Jair Bolsonaro, el líder del Partido de los Trabajadores prometió en la cumbre anual del clima de la ONU que “el combate contra el cambio climático tendrá el más alto perfil en la estructura” de su gobierno.

“Brasil está de vuelta”, en la lucha global contra el cambio climático tras cuatro años de un “gobierno desastroso” que sumió a su país en el “negacionismo climático”, declaró Lula en medio de aplausos. “Brasil no puede estar aislado como lo estuvo en los últimos cuatro años. Brasil es demasiado grande”, añadió.

Lula también abogó a favor de la creación de un mecanismo financiero de compensación de pérdidas y dañospara enfrentar las consecuencias del cambio climático.

“Necesitamos con mucha urgencia mecanismos financieros para remediar las pérdidas y daños causados por el cambio climático, no podemos retrasar más ese debate”, declaró Lula en un discurso pronunciado al margen de las negociaciones de la COP27, donde ese tema es uno de los más arduamente negociados.

Además, recalcó que “la lucha contra el calentamiento global es inseparable de la lucha contra la pobreza” y la desigualdad.

El mandatario afirmó que bajo su gestión, que comenzará el 1° de enero, “los crímenes ambientales serán combatidos sin tregua” y se fijó el objetivo de eliminar la deforestación en los biomas brasileños para 2030.

En un guiño a la agroindustria, el mandatario sostuvo que el sector será un aliado en la preservación del ambiente. Lula notó asimismo que es necesario conciliar protección forestal y desarrollo.

Además, Lula propuso organizar la conferencia del clima de la ONU de 2025 en un estado amazónico y anunció la creación de un ministerio de Pueblos Originarios.

Brasil concentra el 60% de la Amazonía, uno de los mayores sumideros de CO2 del planeta, repartido entre nueve países y fundamental en la lucha contra el cambio climático. La deforestación del lado brasileño, según datos oficiales, alcanzó en el período 2020-2021 un máximo en 15 años debido a la promoción de la minería y las actividades agropecuarias del gobierno de Bolsonaro.

Esa devastación representa casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, según la ONG Observatorio do Clima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...