16.9 C
Comodoro Rivadavia

La grieta en el Frente de Todos pone en peligro el presupuesto nacional

A las diferencias que se conocen en el Gobierno se suma la presión de las provincias para sacar alguna ventaja en un año electoral.

La interna en el Frente de Todos va más allá de las pujas declamatorias a la hora de elegir a los integrantes del gabinete. En la Casa Rosada temen que el kirchnerismo, esta vez, pegue en la línea de flotación. Y lo haría rechazando el proyecto de ley del Presupuesto 2023 que fue presentado por Sergio Massa.

Si bien la discusión no llega todavía a la Cámara de Senadores, desde el oficialismo están pensando y reclamando modificaciones en la pauta de gastos del año que viene.

Pero, como en la Cámara Alta el Frente de Todos responde directamente a las directrices de Cristina Fernández, el ministro de Economía quiere bajar los riesgos para evitar que una discusión ponga en duda el futuro del proyecto.

Son momento de tensión; sobre todo, porque en un año electoral las provincias empiezan a demandar mayores fondos y obras públicas para tener algo que mostrar en tiempos de campaña.

A eso se agrega un punto más que álgido. El presupuesto ideado por Massa sigue los lineamientos trazados con el Fondo Monetario Internacional; algo que, se sabe, cae mal en el kirchnerismo, que reclama congelamientos de precios para combatir la inflación y se niega a aplicar los ajustes pensados por el titular de Economía para bajar el déficit fiscal.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el peronista Ricardo Guerra (La Rioja), estuvo en contacto toda la semana con su par de Diputados, el ultrakirchnerista Carlos Heller, para delinear una estrategia en común. En el Congreso, el oficialismo tiene en claro que el sector K impone condiciones.

Si se cumple el cronograma acordado por los líderes parlamentarios de Diputados, la iniciativa redactada por Economía estaría aterrizando en la Cámara alta en la primera semana de noviembre, cuando el Frente de Todos pretende comenzar un breve tratamiento en comisión para sancionarlo, a más tardar, antes del comienzo del Mundial de Fútbol de Qatar. De que los pedidos formulados por las provincias sean atendidos en Diputados dependerá la velocidad con la que el presupuesto 2023 se convertirá en ley.

Uno de los reclamos para importantes que llega desde las provincias está relacionado con el aumento en el aporte que el Estado nacional destina al transporte público de pasajeros.

Es un planteo que viene sonando fuerte en las últimas semanas y que significó un paro de 48 horas en varias provincias. Más allá de los colores políticos, el pedido llega desde representantes de diferentes partidos, que entienden que la discriminación hacia las provincias es total y que se evidencia en el costo irrisorio que el boleto de colectivo tiene en AMBA y valor claramente superior en el resto del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...