15.9 C
Comodoro Rivadavia

En plena huelga de refinerías, el gobierno francés interviene dos depósitos de carburante

El Gobierno francés reclutará personal para forzar el fin de la huelga en el sector del combustible.

La huelga de trabajadores de las refinerías francesas continuó este martes, al unirse la de Dongues, propiedad de TotalEnergies, lo que indica que seis de los siete centros de procesamiento de hidrocarburos existentes en ese país europeo se han sumado al movimiento, en reclamo de incrementos salariales.

La primera ministra de Francia, Élisabeth Borne, ha informado de que el Gobierno francés reclutará personal para forzar el fin de la huelga en el sector del combustible anunciada por los empleados de Exxonmobil y TotalEnergies que se prolonga desde hace once días.
Según medios locales, los obreros del depósito de carburantes de Dongues, en el departamento occidental de Loire-Atlantique, han manifestado su descontento por la decisión de la primera ministra francesa, Élisabeth Borne, de ordenar una reactivación forzada de una refinería de TotalEnergies y otra de ExxonMobil, razón por la cual entrarán oficialmente en paro a las 05H00 (hora local) del miércoles.

Los trabajadores del sector exigen a los grupos petroleros TotalEnergies y ExxonMobil subir los sueldos, ante el aumento de los beneficios que les han reportado los altos precios de los combustibles luego del inicio del conflicto en Ucrania.

Al respecto, la Confederación General del Trabajo (CGT) demanda a TotalEnergies que aumente el salario a sus obreros en un diez por ciento, de lo cual un siete por ciento compensaría los efectos de la inflación y el resto significaría la redistribución de los beneficios, pues esa empresa ha obtenido una ganancia de 10.600 millones de dólares entre enero y junio de 2022.

Sin embargo, TotalEnergies emitió un escueto comunicado donde anunció que el miércoles 12 de octubre en la tarde tendrá lugar una reunión con representantes sindicales que no están sumados a la huelga, y aseguró que la CGT podrá participar si la levanta.

En Esso-ExxonMobil, CGT y FO recondujeron la huelga, al considerar insuficiente un acuerdo alcanzado la víspera entre la dirección y otros sindicatos para un alza del 6,5% del salario en 2023, acompañado de varias primas.

Aunque en los últimos días el gobierno se limitó a llamar al diálogo, sus amenazas de intervenir y la requisa en los dos depósitos de Esso-Exxonmobil llegan ahora en un momento de fuerte presión, sobre todo por parte de la oposición.

La extrema derecha y la derecha cargaron contra la “falta de anticipación” del gobierno y le pidieron que actúe, mientras que, en un contexto de inflación, la izquierda criticó las “amenazas a los trabajadores” y “las caricias a los jefes”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...