15.9 C
Comodoro Rivadavia

Israel y Líbano firman un acuerdo “histórico” sobre sus fronteras marítimas

Ambos países, técnicamente en guerra, obtendrán ingresos de los yacimientos en el Mediterráneo. El gobierno israelí cuenta a Europa entre los potenciales clientes.

Líbano e Israel llegaron a un acuerdo histórico, dijeron los líderes de cada nación por separado este martes, resolviendo una disputa fronteriza marítima de años que involucra importantes campos de petróleo y gas en el Mediterráneo.
Ambos países se disputan una superficie de 856 kilómetros cuadrado que cada uno lo considera parte de su zona económica exclusiva en el Mediterráneo oriental. El área en disputa está ubicada en el cruce del campo de gas libanés Qana y el campo israelí Karish.

“La versión final de la oferta es satisfactoria para Líbano y cumple con sus demandas y preserva los derechos del Líbano sobre esta riqueza natural”, dijo el presidente Michel Aoun, en un comunicado horas después de recibir la oferta final de Israel.

El acuerdo debe ser presentado el miércoles al consejo de seguridad de Israel y después al conjunto del gobierno y del Parlamento, que debe pronunciarse.

Antes de las declaraciones de Lapid, la presidencia de Líbano había dicho que la propuesta final enviada por el representante estadounidense Amos Hochstein era “satisfactoria” y dijo que esperaba anunciar “lo antes posible” los límites acordados.

El anuncio se produce cuando faltan 20 días para el fin del mandato presidencial del presidente libanés, Michel Aoun, una fecha que coincide con las legislativas israelíes del 1º de noviembre, que podría implicar el retorno al poder de Benjamín Netanyahu con sus aliados ultraortodoxos y de extrema derecha.

“No se trata de un acuerdo histórico sino de una capitulación histórica”, comentó el martes Netanyahu en una declaración en directo en Facebook acusando a Lapid de haber cedido al movimiento armado libanés Hezbolá y su líder Hassan Nasrallah, que tiene previsto hablar este martes.

Qué pactaron Israel y Líbano

Estados Unidos mediaba desde hace dos años entre estos vecinos sin relaciones diplomáticas para resolver la disputa fronteriza en una zona del Mediterráneo rica en recursos gasísticos.

Su enviado presentó una propuesta a principios de mes, que pareció recibirse con buenos ojos por ambas partes. Aunque el pacto pareció quebrarse después de que Israel rechazara las enmiendas introducidas por Beirut, las negociaciones continuaron hasta sellar el acuerdo final.

Según informaciones de prensa y de responsables de la negociación, la propuesta prevé dejar bajo control israelí el yacimiento de Karish y conceder a Líbano el campo de gas de Qana, situado más al noreste. Sin embargo, una parte de este yacimiento superará la línea fronteriza entre ambos países, con lo que Israel se llevaría parte de los beneficios de la explotación, indicaron estas fuentes.

En un contexto de escasez de gas en Europa por la guerra de Ucrania, Israel quiere empezar cuanto antes la explotación en Karish para exportar hacia el Viejo Continente.

El domingo, la empresa británica Energean empezó las pruebas para conectar este yacimiento mar adentro con Israel, una etapa clave para comenzar la actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...