15.9 C
Comodoro Rivadavia

Argentina se abstuvo de apoyar una investigación sobre violación de derechos humanos en Venezuela

Con el impulso de 39 países, la ONU logró reunir los votos para seguir con la investigación en el país caribeño. Pero el Gobierno argentino decidió mantenerse al margen.

El gobierno de Alberto Fernández decidió este viernes abstenerse en una votación en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por la cual finalmente se aprobó la continuidad de la misión internacional que investiga crímenes de lesa humanidad en Venezuela.
Fue la segunda abstención en 24 horas de la Argentina en votaciones similares. La anterior fue el jueves, cuando el país no quiso apoyar que se debata en la Organización de las Naciones Unidas los presuntos crímenes de lesa humanidad en el noroeste de China.

El gobierno a cargo del presidente Alberto Fernández optó por abstenerse en la votación que investiga violaciones a los derechos humanos en Venezuela, bajo la gestión de su par Nicolás Maduro.

A pesar de la falta de apoyo de la Argentina, el proyecto de resolución fue aprobado con el respaldo de 19 países contra 5 que votaron en contra y 23 abstenciones.

Por tanto, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovó por dos años la Misión para investiga y supervisar la situación en país gobernador por el régimen chavista.
“La situación es extremadamente preocupante para los derechos humanos en Venezuela”, fue el título del informe, con el que la misión concluyó su segundo mandato y su tercer año de trabajo en el país, lapso en el que se hicieron 246 entrevistas a víctimas.

El informe acusa a la inteligencia civil y militar de ese país (el Sebin y la Dgcim, respectivamente) de cometer crímenes de lesa humanidad para reprimir la disidencia política, mediante un modus operandi de abusos dictado “desde el más alto nivel”.

”Ambas agencias cometieron violaciones de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad, y entre éstos se incluyen la tortura y otros malos tratos, la violencia sexual y de género, las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzadas de corta duración”, subrayó Valiñas ante el Consejo formado por 47 miembros de la ONU.

“La Argentina ha decidido abstener en el presente proyecto de resolución por entender que el diagnóstico realizado por la FFM (Misión Internacional Independiente) no responde a un trabajo producto de investigación en el terreno y al diálogo directo con todos los actores gubernamentales y no gubernamentales involucrados. Si bien coincidimos que es el propio gobierno de Venezuela quien debe permitir el acceso de la FFM al país para investigar adecuadamente las denuncias recibidas, la renovación de la FFM en las actuales condiciones solamente contribuye a continuar un mecanismo que en la práctica y el terreno no puede mejorar los DDHH del pueblo venezolano”, argumentó el representante argentino Sebastián Rosales durante su intervención.

En la misma línea, aclaró: “La Argentina está preocupada por la situación de los derechos humanos en Venezuela. Resulta imprescindible que este Consejo acompañe el proceso que permita que el pueblo venezolano recupere la convivencia pacífica y democrática para lograr un desarrollo inclusivo y sostenible”.

Durante el debate en Ginebra, América Latina se mostró dividida: tanto Brasil como Paraguay apoyaron la prórroga, y Bolivia, Cuba y Venezuela rechazaron su continuidad y la Argentina junto con México se abstuvieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...