14.9 C
Comodoro Rivadavia

Segundo golpe de estado militar en menos de 8 meses en Burkina Faso

Uagadugú vive nuevamente momentos de tensión luego de que un grupo de las fuerzas armadas tomó el poder destituyendo al teniente coronel Paul Henri Sandaogo Damiba en un segundo golpe en ocho meses

Varios grandes ejes de Uagadugú estaban bloqueados el sábado por militares, un día después de un golpe de Estado –el segundo en ocho meses– que refleja una profunda crisis en este país, afectado por la violencia yihadista.

En una alocución televisada, los golpistas afirmaron que el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba “se habría refugiado en la base francesa de Kamboinsin, con el fin de planificar una contraofensiva para causar problemas en nuestras fuerzas de defensa y seguridad”.

El ministerio francés de Exteriores desmintió formalmente “cualquier implicación en los hechos desde ayer en Burkina”.

Los militares destituyeron el viernes a Damiba, jefe de la junta que llegó al poder a finales de enero también por la fuerza.

Fue sustituido al frente de la junta por Ibrahim Traoré, un capitán de 34 años.

Tras una noche y una mañana tranquilas, varios testigos informaron a la AFP haber oído una ráfaga de disparos en las inmediaciones de la rotonda de las Naciones Unidas, en el centro de la ciudad, a última hora de la mañana.

Entonces, como la víspera, los militares retomaron sus posiciones para bloquear los principales ejes de la ciudad y en particular el barrio donde se encuentra la presidencia.
Los comerciantes que habían reabierto sus negocios esta mañana con el regreso de la calma, cerraron y se apresuraron a partir, mientras helicópteros sobrevolaban el centro de la ciudad al mediodía.

En un mensaje difundido anoche en la radiotelevisión nacional, una quincena de soldados informaron de la destitución de Damiba -cuya suerte seguía siendo desconocida- y anunciaron el cierre de las fronteras terrestres y aéreas, así como la suspensión de la Constitución, la disolución del Gobierno y de la Asamblea Legislativa de Transición.

También se estableció un toque de queda entre las 21 y 5 hora local, al invocar “el continuo deterioro de la situación de seguridad” en el país.

El nuevo jefe de la junta, el capitán Traoré, era hasta ahora el jefe de cuerpo del Regimiento de Artillería de Kaya, en el norte del país, particularmente afectado por los ataques yihadistas.

“Son los mismos jóvenes oficiales que ya estaban en las maniobras durante el primer golpe de Estado en enero. Es un golpe intramuros. (…) El tema volverá a centrarse en la lucha antiyihadista”, señaló el analista político Drissa Traoré.

Este nuevo golpe fue condenado hoy por la Unión Europea (UE), que llamó al respeto de los compromisos asumido para un retorno del orden constitucional.

El golpe de fuerza “pone en peligro los esfuerzos emprendidos desde hace varios meses, especialmente por la Cedeao (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), para supervisar la transición”, alertó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borell en un comunicado.

El organismo africano, del que Burkina Faso está suspendida desde el golpe de enero, había condenado anoche la toma de poder por la fuerza “en los términos más enérgicos” y lamentó que se produjera en medio de los avances “logrados a través de la diplomacia y los esfuerzos” de la Cedeao para que el país restaure el orden constitucional “a más tardar el 1 de julio de 2024”.

Por el momento, los nuevos golpistas no indicaron si tienen intención de respetar el calendario de transición convenido.

Estaba previsto que los civiles regresaran al poder en julio de 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...