14.9 C
Comodoro Rivadavia

Lula vs. Bolsonaro: Brasil elige presidente en una votación que concentra la mirada de la región

El país limítrofe llega a las urnas con un nivel de polarización histórica y una violencia política sin precedentes. Las encuestas dan como posible ganador a Lula Da Silva.

Unos 156,4 millones de brasileños están habilitados para acudir este domingo a las urnas. Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro, los dos favoritos en las encuestas, se medirán en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.
En la primera vuelta de las elecciones de 2018, la tasa de participación se acercó al 80 por ciento. Los ciudadanos que no participen y no puedan justificar su ausencia se arriesgan al pago de una multa.

Según reveló una encuesta realizada por la Agencia Ipec, Lula Da Silva, máximo líder del Partido de los Trabajadores (PT) cuenta con un 48% de intención de voto de cara a las elecciones en Brasil, mientras Jair Bolsonaro lo escolta con el 31% como cabeza del Partido Liberal (PL).
El Tribunal Superior Electoral pretende informar los resultados de partir de las 17, cuando cierren los centros de votación y comiencen a ser cargados en tiempo real los números de las urnas electrónicas que se usan desde 1996 y distribuidas en los 27 estados.

El presidente del tribunal, Alexandre de Moraes, pidió ir a votar «en paz» y determinó que no se puede entrar a las cabinas de votación con teléfonos celulares ni con armas reglamentarias.

Bolsonaro acusó esta semana a Moraes de «cobarde» por una investigación abierta en su contra en la corte suprema, pero también en el marco de las denuncias de fraude sin pruebas que está realizando y que llevó al jefe de Estado a afirmar que aceptaría el resultado «solo si hay elecciones limpias».
Y es por eso que está en dudas el reconocimiento de los resultados, poniendo al gigante sudamericano en una inédita tensión impulsada por la extrema derecha tras haber flexibilizado las normas para adquirir armamento de la población civil.

Tres bolsonaristas mataron desde julio pasado a electores del Partido de los Trabajadores (PT) por cuestiones políticas, lo que provocó un fenómeno inédito de cara a esta elección: se trata del voto silencioso o temeroso de los brasileños para no pelearse en sus trabajos, familia y círculos de amigos.

Según la encuestadora Datafolha, el 35% de los electores dijeron sentirse incómodos para declarar su voto a otras personas por temor a violencia o conflictos entre sus seres queridos, indicó la agencia Télam.

«Existe una necesidad de que la comunidad internacional reconozca los resultados electorales rápidamente», dijo a Télam la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann.
Brasil dispone de un sistema de urna electrónica que agiliza el recuento y que previsiblemente permitirá conocer al vencedor de las elecciones presidenciales de este domingo en cuestión de horas. Sin embargo, su investidura aún se retrasará casi tres meses, ya que tradicionalmente el traspaso de poderes se efectúa en Brasil el 1 de enero.

La renovación parlamentaria se producirá a finales de ese mismo mes, ya que la actual legislatura en la Cámara de Diputados concluye el 31 de enero de 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Sigue la polémica por la conformación del Consejo de la Magistratura

En la última sesión, Juntos por el Cambio no participó, en protesta por las maniobras a las que apela el oficialismo para incorporar al...