22.9 C
Comodoro Rivadavia

Allanaron la casa de un ex novio de Brenda Uliarte y encontraron una prueba clave

Un joven llamó a la fiscalía y afirmó que tenía material que podía ser importante para la investigación.

Se trata un exnovio de la detenida Brenda Uliarte, quien aportó la la Justicia una bolsa blanca y un paraguas que la joven dejó en su casa después del atentado, cuando llegó y le pidió pasar la noche en el lugar. Allí podría haber guardado la pistola Bersa.

Lucas Ocampo es albañil y también una de las exparejas de Brenda Uliarte, la joven que está detenida por el ataque contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Durante la noche del jueves, el hombre se enteró del episodio por un llamado. Luego, una prueba clave quedó en su domicilio.

Minutos más tarde del intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner, Brenda llamó a Lucas y le dijo que su pareja había gatillado contra la vicepresidenta. “Dejate de joder”, le contestó.

Algunos instantes más tarde, Brenda llegó a la casa de Lucas sin previo aviso y se quedó a dormir. A primera hora del viernes, cuando el joven se iba a trabajar, la ahora detenida le dijo que tenía que irse. “Yo voy a arreglar todo”, le indicó.

Brenda dejó en la casa del albañil una bolsa blanca con un paraguas y se fue. Esa prueba fue secuestrada durante el miércoles por la noche porque se cree que ahí llevaban la pistola Bersa que utilizó Fernando Sabag Montiel para intentar matar a Cristina Fernández de Kirchner.

“Ahora se va a peritar la bolsa para saber si tiene rastros de pólvora”, indicaron fuentes a Infobae. Esto se suma a la reciente pericia del arma, la cual indicó que se había accionado, previo al ataque hacia la vicepresidenta.

;Ayer, personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria hizo tres procedimientos, uno en la casa de Sabag Montiel y otros dos en San Miguel. Uno de ellos era en la casa de este joven, que estuvo declarando como testigo durante la madrugada. Y aportó también su celular voluntariamente.
Lucas contó que conocía a Brenda hacía tiempo. Habían sido novios, pero solían discutir porque no le gustaba el camino que había tomado la joven en los últimos tiempos. Por ejemplo, subiendo fotos de contenido pornográfico en sus redes. Cada tanto se veían, pero ya no era una relación habitual. Esa noche recibió el llamado de Brenda, cuando él estaba en su casa con un amigo. Le contó que habían querido matar a Cristina Kirchner. El cortó la comunicación, pero Brenda apareció en la casa y se quedó a dormir.

A la mañana siguiente, cuando Lucas se tenía que ir a trabajar, la despertó avisándole que se iba. Brenda le dijo que pensaba irse a Barracas. En ese barrio porteño se encuentra la casa de uno de los amigos con los que después apareció hablando en la entrevista de Telefé. “Dijo que ella iba a arreglar todo”, acotó. Y en la casa le dejó una bolsa blanca con el paraguas, que ahora puede llegar a ser un elemento clave en la reconstrucción del hecho.

No supo nada de Brenda hasta el domingo por la noche. “Voy para tu casa”, le dijo. Fue cuando los investigadores ya la estaban escuchando y la justicia la consideraba partícipe del intento de homicidio. Cuando Brenda se estaba tomando el tren en Palermo y fue detenida, iba para la casa de Lucas.
El testigo dijo que no conocía a Sabag Montiel y que Brenda había comenzado a “meterse” en política desde que comenzó a salir con el ahora detenido y acusado de intento de homicidio calificado.

Según la imputación contra Sabag y Uliarte para cometer el hecho hubo “planificación previa y acuerdo de partes” entre ambos, además de transporte de arma de fuego sin autorización y acopio de municiones.

“Brenda no tuvo nada que ver… y yo tampoco”, se limitó a decir Sabag Montiel en la ampliación de indagatoria en la que se negó a declarar.

A su turno, Uliarte había dicho que no tuvo nada que ver con el intento de homicidio ni con su planificación, que solo fue hasta la casa de la Vicepresidenta a acompañar a su novio y que lo que él hizo le pareció aberrante: no quiso responder preguntas ni del tribunal ni de la fiscalía, y solo le contestó a su defensor oficial, Gustavo Kollman.

A una semana del intento de homicidio, la jueza y el fiscal investigan si hubo más implicados en el hecho que ahora dan por probado fue premeditado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Evento solidario para damnificado por el temporal

Cantantes y bailarines de la movida comercialera, realizan un evento solidario para colaborar con Pablo Quinteros, quien perdió todo tras la ultima lluvia. Será...