13.9 C
Comodoro Rivadavia

El Gobierno apura al campo y controla importaciones de whisky, yates y aviones de lujo

El equipo económico busca adelantar exportaciones, principalmente de soja, y pone la lupa en artículos de lujo, máquinas para minar criptomonedas y tragamonedas. También controlarán las importaciones de servicios.

Ante la preocupación por la falta de dólares y el sostenido déficit comercial, el Gobierno tomará tres nuevas medidas para aumentar el control sobre las importaciones: la AFIP implementará un registro para las empresas que compran servicios del exterior, como software; habrá nuevos bienes que pasarán a tener licencias no automáticas; y bajará el plazo que tienen las empresas para exportar si utilizan bienes importados. Así, pondrán la lupa en más de u$s7.000 millones anuales de importaciones donde encuentran irregularidades.

El problema de fondo, aclaran, es la falta de dólares y la diferencia entre el oficial y el paralelo. Y para eso las próximas medidas que se están trabajando buscarán flexibilizar el acceso a dólares en sectores exportadores, como la economía del conocimiento y la minería.
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Aduana y la Secretaría de Comercio también reforzarán el control sobre las importaciones de 34 posiciones arancelarias que tenían Licencias Automáticas y quedarán en Licencias No Automáticas (LNA), con el objetivo de prevenir la sobrefacturación.

Algunos ejemplos son: whisky, yates, aviones de lujo, waffles, máquinas para minar criptomonedas, máquinas tragamonedas, semen bovino y hasta fibrones, resaltaron las fuentes oficiales.

La lupa en la soja
El Ministerio de Economía modificará el llamado régimen de admisión temporal, un decreto que permite a las empresas tener acceso al dólar oficial en los casos donde se importan insumos que se utilizan para bienes que luego se exportan. En la actualidad, las compañías acceden al mercado de cambios y luego tienen 360 días para realizar las ventas al exterior, que pueden renovarse por otros 360. La nueva medida significará una fuerte baja en esos plazos: las compañías seguirán accediendo a las divisas, pero tendrán 120 días para exportar, que podrán renovarse por otros 120.

La cantidad de dólares que se utilizan en este régimen de importaciones no es menor: entre enero y julio se destinaron u$s3.086 millones, cuando en todo 2021 fueron u$s4.733 millones. El foco estará puesto en la agroindustria: más de la mitad de las importaciones que se utilizan en este régimen es en porotos de soja (u$s1.633 millones) que compran las aceiteras para luego vender al exterior. Además, se pedirá una certificación “ex ante” para monitorear si ese insumo se utilizó para la producción.
“No es ilegal contratar servicios en el exterior, lo que no queremos es que se hagan maniobras de sobre facturación”, explicaron las fuentes que remarcaron que no se busca reducir las importaciones sino cortar los incentivos que genera la brecha entre las importaciones y las exportaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Evento solidario para damnificado por el temporal

Cantantes y bailarines de la movida comercialera, realizan un evento solidario para colaborar con Pablo Quinteros, quien perdió todo tras la ultima lluvia. Será...