11.9 C
Comodoro Rivadavia

Denuncian la caza de crías de tiburón en el Atlántico Norte

Un informe de Greenpeace reveló que las flotas pesqueras de España y Portugal están pescando constantemente en las zonas de cría de tiburones en el Atlántico Norte utilizando la técnica del palangre.

El informe, “Tiburones en Extinción: Cómo las flotas pesqueras de la UE impulsan el comercio mundial de tiburones”, también revela que en un día de pesca promedio en el Atlántico Norte se pueden encontrar más de 1.200 kilómetros de línea de pesca, con unos 15.000 a 28.000 anzuelos.
Will McCallum, de la campaña “Protege los océanos” de Greenpeace, declaró: “Aunque la UE y sus miembros se proclaman campeones de la protección de los océanos, sus flotas pesqueras están pescando deliberadamente en las zonas de cría de los tiburones en el Atlántico Norte utilizando palangres con miles de anzuelos, una técnica de pesca enormemente destructiva. Países pesqueros como España y Portugal trabajan activamente para socavar las medidas de protección marina de la zona. Es una hipocresía escandalosa, que está causando un daño medioambiental a gran escala”.

Sin control

El informe también revela que los gobiernos implicados, España y Portugal, se han resistido sistemáticamente a los intentos de mejorar la gestión de esta pesquería.
La pesquería de palangre del Atlántico Norte se dirigía, originalmente, al pez espada, pero ha pasado a depender de las capturas accidentales de tiburones para seguir siendo rentable. Las regulaciones no han seguido el ritmo, poniendo a los tiburones en grave riesgo. Ignorar deliberadamente las recomendaciones de los científicos y de la sociedad civil ha llevado al tiburón marrajo del Atlántico Norte a estar en peligro de extinción. Las poblaciones mundiales de tiburones han caído abruptamente en un 70% en los últimos 50 años.
La demanda mundial de productos derivados del tiburón sigue creciendo, y la industria mundial tiene un valor de más de 1.000 millones de dólares al año. El tiburón se puede encontrar en productos que van desde la comida para mascotas hasta el maquillaje, y Europa es un actor importante en el comercio mundial de tiburones.
Los tiburones son fundamentales dentro de la red trófica marina y su papel como gran depredador es especialmente importante para mantener la salud de las comunidades marinas. Sin embargo, son una de las especies más amenazadas del mundo, con 17 especies en peligro de extinción.
Will McCallum continuó: “Lo que está ocurriendo en el Atlántico Norte es el ejemplo perfecto de por qué, cuando se trata de la gobernanza de los océanos, el statu quo está roto. Necesitamos que este año se finalice un sólido Tratado Oceánico Mundial para arreglar este sistema disfuncional y situar a la protección de los océanos en el centro de la gobernanza mundial de los mismos”. Las negociaciones finales del Tratado en agosto serán la oportunidad de la UE para dar un paso adelante y demostrar que realmente quiere proteger los océanos, apoyando un Tratado que pueda crear santuarios oceánicos en alta mar que restauren las poblaciones de tiburones y ayuden a las comunidades costeras”.
Los gobiernos se reunirán en agosto para ultimar un nuevo Tratado Mundial sobre los Océanos. Un tratado sólido sentaría las bases para un 30×30, un 30% de los océanos de nuestro planeta protegidos para 2030. Si no se finaliza el tratado este año, será casi imposible lograr el 30×30.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Un “viajero del tiempo” del año 2090 aseguró que sucederá una...

Un hombre que se autoproclama "viajero del tiempo" compartió en un grupo de Facebook un posteo en el que predice que para este domingo...