11.9 C
Comodoro Rivadavia

Sicarios asesinaron a un empresario cordobés en Perú

El hombre, oriundo de Río Tercero, recibió una balacera por parte de sicarios, que ya fueron detenidos. Sucedió este lunes en la ciudad de Iquitos. Había estado detenido y tenía causas judiciales.

El crimen ocurrió este lunes por la tarde, en un local gastronómico de calle Samanez Ocampo, mientras se disputaba el partido de fútbol entre Perú y Australia por una plaza en el Mundial 2022, que atraía la atracción de todo ese país.

Fontanellas Bovo (tal su apellido legal) era en esa región peruana un conocido empresario naviero de Iquitos. También era conocido en la ciudad argentina de Río Tercero, donde había nacido, a la que visitaba con frecuencia y en la que tenía también actividades comerciales e inversiones. Décadas atrás había incursionado en el negocio de las discotecas, su primer rubro como empresario local.

Fontanellas, conocido en Río Tercero por su apodo de Ñoño, tenía también nacionalidad peruana, al contraer matrimonio con una mujer de ese país.

La familia de su esposa era propietaria de una empresa que en Iquitos hacia movimiento fluvial por barcazas, clave para la actividad comercial e industrial en esa región.

Tras recibir los disparos a quemarropa, Fontanellas fue trasladado en un motocarro (moto de carga de pasajeros, de típico uso en esa región peruana), a un hospital en el que se constató su deceso. Minutos después, la Policía de Iquitos anunció que había dos detenidos, sospechosos del crimen.

Por el modo en que se ejecutó, la impresión fue la de un asesinato por encargo mediante sicarios.

Según algunos medios de aquella ciudad peruana, Fontanellas habría mantenido una disputa con exsocios por negocios. En algunos casos citan negocios navieros ligados a su ex actividad principal y en otros a emprendimientos inmobiliarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más