11.9 C
Comodoro Rivadavia

Reportan que encontraron los cadáveres del periodista británico y el experto indígena desaparecidos en Brasil

El Cuerpo de Bomberos brasileño halló este domingo una mochila con una computadora y otros objetos personales en la zona donde se buscaba al cronista británico.

Phillips, de 57 años, es colaborador del periódico británico The Guardian y trabaja en Brasil desde hace 15 años. Apasionado por la Amazonía, de la que escribió decenas de reportajes, el periodista se encontraba en la región hacía varios días trabajando en un libro sobre conservación ambiental y desarrollo local, con apoyo de la fundación estadounidense Alicia Patterson.

Pereira, de 41 años, es un experto de la agencia gubernamental de asuntos indígenas de Brasil (Funai) y reconocido defensor de los derechos de estas comunidades. Fue coordinador regional de la Funai de Atalaia do Norte, municipio adonde se dirigían con Phillips cuando desaparecieron.

Su trabajo en defensa de los pueblos indígenas le valió frecuentes amenazas de estos grupos criminales.

Phillips y Pereira fueron vistos por última vez el domingo 5 de junio por la mañana en la comunidad Sao Gabriel, no muy lejos de su destino, Atalaia do Norte, hacia donde navegaban por el río Itaquaí.

La búsqueda dio un vuelco el domingo con el hallazgo de pertenencias personales de ambos: una mochila, ropa, calzado y la tarjeta de salud de Pereira que, según los bomberos, los objetos fueron hallados sumergidos “cerca de la casa” del único sospechoso detenido hasta ahora relacionado con el caso.

La policía realiza también pericias sobre una mancha de sangre encontrada en una embarcación del detenido. Además, el viernes el equipo de búsqueda encontró material “aparentemente humano” cerca del puerto de Atalia do Norte que también está siendo analizado.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro dijo este lunes que “la evidencia lleva a creer que les hicieron algo malo” al periodista británico Dom Phillips y al experto indígena y funcionario brasileño Bruno Pereira, después de que durante los operativos de búsqueda fueran encontrados dos cuerpos, cuya identidad todavía no fue confirmada.

“La evidencia nos lleva a creer que les hicieron algo malo, porque ya fueron encontradas, flotando en el río, vísceras humanas, que ya están aquí en Brasilia para hacer el ADN”, dijo en una entrevista a la radio CBN Recife.

A ocho días de la denuncia de las desapariciones, el presidente brasileño aseguró que “va a ser muy difícil encontrarlos con vida”. “Ruego a Dios que esto suceda, que los encontremos con vida, pero los informes, los indicios, conducen a lo contrario en este momento”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más