11.9 C
Comodoro Rivadavia

Boris Johnson se someterá a una moción de censura y puede ser destituido

Los parlamentarios conservadores reúnen las firmas necesarias para la votación. Un voto negativo supondría la salida inmediata del primer ministro británico.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se somete este lunes a una moción de confianza del grupo parlamentario de su partido, el Conservador, como resultado del escándalo del llamado “partygate”, las fiestas celebradas en Downing Street (sede del Gobierno) en plena pandemia de la Covid-19.

Al menos un 15% de los diputados tories ha enviado a Graham Brady, el presidente del Comité 1922, un texto con su deseo de que Johnson sea reemplazado en el cargo. El comité reúne a los llamados backbenchers (literalmente, los diputados de los escaños traseros), la mayoría de los representantes parlamentarios conservadores que no ocupan un puesto en el Gobierno, y tienen, por tanto, más lealtad hacia sus electores y hacia su propio futuro político que a Johnson. Brady advirtió previamente a Johnson este domingo de la tormenta que se avecinaba en unas horas, cuando el Parlamento reanudara su actividad.
El presidente del llamado “Comité 1922”, el cual agrupa a los diputados del partido de Johnson, Graham Brady, dijo haber convocado la moción tras recibir por carta la solicitud en tal sentido de más del 15 por ciento de los representantes.

De hecho, el número de cartas ha sido motivo de controversia. El propio Brady no ha revelado cuántas cartas ha recibido.

La Cámara de los Comunes tiene actualmente 650 diputados, de los que 359 pertenecen al Partido Conservador después de que uno de ellos se pasara a los laboristas precisamente por el “Partygate”. Por tanto, era necesario que Brady recibiera al menos 54 cartas.
Los conservadores críticos han sumado más apoyos después del informe de la funcionaria Sue Gray, el cual concluyó que las fiestas en Downing Street, la sede del Gobierno británico en plena pandemia no debieron haber tenido lugar y que el responsable fue Johnson, quien se ha negado a dimitir, aunque pidió perdón en el Parlamento.

En la votación, los críticos necesitan una mayoría simple de 180 papeletas, o el 50 por ciento de los votos, para forzar la dimisión del primer ministro.
Si Johnson gana, puede permanecer en el cargo, y sus compañeros de partido no podrán volver a plantear otra moción hasta un año más tarde, aunque en el curso del debate ya ha surgido la idea de modificar esa regla.

Si, por el contrario, la moción sale adelante, se abriría un periodo de primarias para elegir al nuevo líder del partido y del país, un proceso al que el actual primer ministro no se podría presentar.

También ha aparecido la idea de que, aun si Johnson ganara por la mínima, igual renunciara, por “considerar dañada su autoridad”, dijeron diputados opositores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más