8.9 C
Comodoro Rivadavia

El Gobierno no condenará el avance de Putin en Ucrania y peligra la negociación con el FMI

El gobierno de Alberto Fernández evitará por ahora un pronunciamiento sobre el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la reciente decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de desplegar tropas.

Alberto Fernández mantiene en silencio la posición de Argentina frente a la invasión ejecutada por Vladimir Putin en Ucrania, pese a la condena diplomática de la mayoría de los países de la comunidad internacional. El silencio presidencial aparece en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es controlado por Estados Unidos. El Staff Agreement con el Fondo se trabó en los últimos días y en el Gobierno no descartan solicitar a la Casa Blanca una gestión de urgencia frente a Kristalina Georgieva para cerrar un acuerdo durante febrero. Antes que suceda esa eventual gestión ante la directora gerente del FMI, los asesores de seguridad nacional de Biden aguardan que Balcarce 50 repudie la ofensiva anexionista del Kremlin.

Estados Unidos, la Unión Europea, la mayoría de los países que integran el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y Brasil y México en América Latina, ya han expresado su condena a la decisión de Putin de reconocer la independencia de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk, en el Donbás.
Anoche deliberó de urgencia el Consejo de Seguridad de la ONU, y la mayoría de sus miembros permanente y no permanentes -con la excepción de Rusia y China- consideraron que la decisión de Putin de reconocer a Donetsk y Lugansk implica una ruptura de los acuerdos de Minsk y una violación de la Resolución 2202 (2015) del Consejo de Seguridad.

Alberto Fernández fue informado por Santiago Cafiero del debate en el Consejo de Seguridad de la ONU, y acerca de la posición diplomática que asumieron Brasil y México, pero el Presidente optó por esperar hasta hoy para definir el criterio del gobierno argentino.
Ante las diferencias que exhiben Guzmán y el staff del FMI, en Balcarce 50 analizan la posibilidad de regresar al Ala Oeste de la Casa Blanca para pedir -de nuevo- la influencia de Biden, cuando el presidente de los Estados Unidos utiliza todas sus horas en resolver la crisis desatada por Putin.

Se trata de una jugada extrema de la diplomacia argentina que necesita de un gesto previo de Alberto Fernández: la condena a Rusia por mutilar el territorio de Ucrania y promover un conflicto bélico que afectará a todo el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Inició de campaña de vacunación

La Campaña Nacional de Vacunación contra Sarampión, Rubéola, Paperas y Poliomelitis tuvo su inicio este sábado 1 de octubre y se extenderá hasta el...