26.9 C
Comodoro Rivadavia

Impiden en Francia las celebraciones de fin de año por el avance de la variante Ómicron

El primer ministro francés, Jean Castex, anunció que en Año Nuevo no estarán permitidos los fuegos artificiales ni las reuniones en la vía pública debido al coronavirus. “Estarán prohibidas las reuniones, el consumo de alcohol en la vía pública e invitaremos a los municipios a renunciar a los fuegos artificiales”, detalló. “Cuantos menos seamos, menos riesgos correremos”, explicó.

Además, Francia obligará a los sanitarios y a los bomberos a que se apliquen la dosis de refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 para evitar que se generalicen focos de contagios que ya están apareciendo en algunos hospitales y que eso provoque carencias de personal para atender a los pacientes.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, subrayó, en una entrevista a la emisora France Inter, que hay que acelerar la vacunación ante la variante Ómicron, que es “mucho, mucho, mucho más contagiosa” que Delta, y que podría ser mayoritaria en Francia dentro de dos semanas.

“Los que no están vacunados se contagiarán y habrá casos graves”, advirtió después de insistir en que el objetivo de generalizar la vacunación es “evitar una oleada muy fuerte en los hospitales”. Al respecto, recordó que ya hay 52 millones de personas vacunadas en el país, pero quedan unos cinco millones sin inmunizar.

Su departamento calcula que entre el 7 y el 10% de los contagios actualmente ya son de Ómicron y que, dada la velocidad de propagación, ese porcentaje subirá al 25-30% en una semana y a más del 50% en dos.

El ministro explicó que a causa de esa dinámica ya se han declarado varios focos de contagios en hospitales de la región de París y eso justifica que se vaya a ampliar la obligación de la vacunación de los sanitarios y los bomberos con la dosis de refuerzo a partir del 30 de enero para evitar que la situación se extienda.

“No queremos encontrarnos, como en Escocia -argumentó-, con un 25% o un 30% de los sanitarios que no pueden trabajar porque son casos de contacto, y están en cuarentena”.

Al término de un Consejo de Defensa presidido por el presidente galo, Emmanuel Macron, el primer ministro francés, Jean Castex, anunció que en enero su Gobierno llevará un proyecto de ley al Parlamento para convertir el certificado sanitario en certificado de vacunación.

Eso significa que ya no se podrá recurrir a los test para validar el certificado, que en Francia es imperativo para tomar algo en un bar o en un restaurante, pero también para ir al cine, a un espectáculo o a un estadio. Haber superado el Covid-19 hace menos de seis meses seguiría siendo motivo para tener un certificado válido.

Véran avanzó que durante el debate parlamentario se examinará igualmente si estar vacunado será imperativo para tomar un transporte de larga distancia, como un tren, un autobús o un avión.

Fuente: EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

La jueza rompió el silencio

Tras el escandalo que repercutió a nivel nacional, la jueza Mariel Suarez fue invitada a la edición central del noticiero para hacer su descargo...