8.9 C
Comodoro Rivadavia

El seleccionado argentino de básquetbol concentra en Estados Unidos de cara a los Juegos Olímpicos

El combinado nacional entrenó en doble turno en Las Vegas, con la buena noticia que Gabriel Deck dio negativo en un nuevo testeo de coronavirus. La mala noticia fue la lesión del asistente técnico Gabriel Piccato. Los jugadores se van sumando a la delegación nacional.
Deck, a horas de viajar a Las Vegas, el viernes pasado, había dado positivo de Covid-19 y se aisló en Colonia Dora, Santiago del Estero, en buenas condiciones de salud y sin síntomas. La contraprueba se decidió no hacerla de inmediato, esperando que tal vez algunos días después pudiera dar negativa. Y así fue. Se realizó el domingo y el lunes por la tarde se conoció la buena nueva, recibiendo así el alta epidemiológica de parte del departamento médico de CAB. Ahora el ala pivote deberá someterse a estudios de rigor, sobre todo cardiológicos, para descartar secuelas del virus y luego, si todo está bien, emprenderá su viaje para sumarse a la delegación argentina en Estados Unidos.
La mala sucedió en el primer turno de la práctica, cuando el cuerpo técnico ayudaba –como habitualmente lo hace- a los jugadores en ejercicios de técnica individual y Gabriel Piccato sintió un fuerte dolor en el pie derecho. El cuerpo médico de la delegación lo evaluó y determinó que es una posible rotura del tendón de Aquiles, un diagnóstico que esperan confirmar en las próximas horas a través de una resonancia magnética para definir los pasos a seguir.
Por lo pronto, el Alma Argentina completó su segundo día de entrenamientos, ya con el arribo de Tayavek Gallizzi y Juan Pablo Vaulet, quienes llegaron con el segundo entrenamiento comenzado por una demora en sus vuelos y se movieron diferenciado. Así ya están los 13 y se completó el plantel disponible, salvo Deck y Juan Fernández, quien está en Letonia para el Mundial U19 que comienza el 3 y será evaluado por lo que haga en aquel torneo con su camada.
Otro que va de a poco es Patricio Garino luego de una temporada con algunas lesiones y poco rodaje. Todo tiene que ver, además, con la impactante intensidad de los entrenamientos. Sergio Hernández considera que no sobra tiempo y que hay que acelerar. “En diez días tenemos nuestro primer amistoso”, les recalcó a sus dirigidos, pensando en el amistoso con Nigeria, el 8. Luego se vendrá el cuadrangular, el sábado 10 ante Australia, el lunes 12 contra Nigeria y cerrará el martes 13 contra Estados Unidos.
En esta puesta a punto el cuerpo técnico alterna entre sesiones largas de un turno, cuatro horas por la mañana o dos en una misma jornada. En todas hay bastante carga táctica, buscando refrescar conceptos del 2019 y buscando que el equipo sea muy agresivo y aún más veloz que en el Mundial 2019. Hernández pretende un equipo atrevido, muy intenso, que arriesgue en defensa y explota, a partir de lo colectivo, las mayores virtudes en ataque a partir del salto de calidad que han exhibido casi todos los jugadores en estos últimos dos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Con cuatro chubutenses, los deportistas argentinos que representarán al país en...

Los atletas Joaquín Arbe y Eulalio Coco Muñoz y los ciclistas Eduardo Sepúlveda y Sofía Gómez Villafañe (correrá en ciclismo de montaña) serán el...