9.9 C
Comodoro Rivadavia

Bolsonaro recibe una nueva Copa América, con los recuerdos del certamen continental del 2019

En medio de la resistencia de un Brasil que día a día registra su mayor cifra de muertes por coronavirus, el presidente Jair Bolsonaro le abrió las puertas a la Copa América para que se dispute en el país, debido a la crisis social que azota a Colombia y el escenario sanitario desfavorable de Argentina. Es la 47° edición del torneo en su historia y la segunda que alberga el mandatario ultraderechista en sus propias tierras.

En la Copa América del 2019, Bolsonaro presenció solamente dos encuentros en la tribuna. Las semis que la Canarinha le ganó al combinado de Lionel Scaloni por 2-0 y la gran final en el Maracaná ante Perú que significó la novena estrella para los de Tite.

Lejos de cederle el protagonismo a los futbolistas, el presidente brasileño se adueñó del centro de escena en ese torneo. Tanto en la previa del cruce frente a Argentina como en el entretiempo ensayó una especie de “vuelta olímpica” con una camiseta del Scratch y levantó los brazos en medio de ovaciones (le gritaron “mito”) y abucheos.

Su accionar podría haberse encuadrado en una violación al reglamento de Seguridad en los Estadios” de la FIFA, que prohíbe “terminantemente la promoción o el anuncio por cualquier medio de mensajes políticos o religiosos o cualquier acto político o religioso en el estadio o sus inmediaciones antes, durante y después de los partidos. Además, la AFA envió una carta a la Conmebol y subrayó de manera crítica la actitud de jefe de Estado.

Sin embargo, nada frenó a Bolsonaro, quien para la final volvió a dar que hablar: luego del 3-1 de Brasil al seleccionado peruano, se metió en el campo de juego, alzó el trofeo rodeado de los jugadores y se desplazó hasta la tarima de premiación acompañado por su par de la confederación, Alejandro Domínguez.

Ya en 2021, mientras la Copa América tambaleaba por las situaciones críticas de Argentina y Colombia, los dos anfitriones elegidos antes de la pandemia, Jair Bolsonaro levantó la mano y se ofreció a volver a ceder su territorio para la realización de la competencia. Lo hizo en soledad, casi sin apoyo en Brasil.

“Si es por mí, habrá Copa América. Conversé con todos los ministros interesados en la organización y de mi parte es positivo”, aseguró el funcionario de 66 años. Días después, cuando se barajaban las opciones de Chile, Paraguay y hasta Estados Unidos, Conmebol confirmó la mudanza “el gobierno de Brasil demostró agilidad y capacidad de decisión en un momento fundamental para el fútbol sudamericano”. Y agregó Alejandro Domínguez “Brasil vive un momento de estabilidad, tiene comprobada infraestructura y experiencia acumulada y reciente para organizar una competición de esta magnitud”.

Una apuesta de Bolsonaro para intentar mejorar su imagen golpeada y transmitir un presunto estado de normalidad en medio de los estragos por Covid-19 en el segundo país con mayor número de víctimas, 460 mil y en alza. A partir de ahí, los gobernadores de distintos estados se negaron a ser parte de la logística del torneo y hasta los propios protagonistas se plantaron.

El rumor de boicot comenzó a latir cada vez más fuerte. La selección verdeamarelha se mostró en contra de la realización de la Copa América y la Confederación Brasileña de Fútbol amenazó con echar a Tite. Finalmente, el experimentado DT se mantuvo en el cargo y Rogério Caboclo, hoy expresidente de la CBF, fue apartado de su cargo por una denuncia por acoso sexual y moral a una empleada.

La participación de Brasil en el campeonato sudamericano fue confirmado recién el pasado martes tras el partido con Paraguay en Asunción, con un comunicado de los jugadores: “Estamos en contra de la organización, pero nunca diremos que no a la Selección. Esto le permitió respirar Bolsonaro, para continuar con el plan de una Copa América en sus latitudes.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Cruceros: “Con las fronteras cerradas no será posible”, sostuvo García

El ministro de Turismo de Chubut, Néstor «Quique» García, analizó la actualidad turística provincial en el contexto de la pandemia y, sobre la eventual...