14.9 C
Comodoro Rivadavia

Comerciantes piden medidas alternativas a la reducción de horarios de atención

El presidente de la Federación Empresaria de Chubut, Alfredo García, analizó la situación del sector en el contexto de la pandemia y cuestionó la reducción de horarios de trabajo, como medida para evitar la circulación y el incremento de contagios de Coronavirus.

En diálogo con AzM Radio, advirtió que «todo el sector está en una situación de incertidumbre y en la búsqueda de brindar alternativas que sean un poco más inteligentes y no tan restrictivas en lo que respecta a la posibilidad de trabajar» y mencionó que «si se achica el horario de atención, más gente concurrirá a los comercios en menos tiempo, y hasta el momento no nos han mostrado ningún dato fidedigno que respalde el hecho de que la reducción de horario nos beneficiará».

«Todos somos esenciales»

Asimismo, García planteó que «no somos ciegos y sabemos la gravedad que se presenta por lo que se vive en la pandemia, es algo totalmente externo y no fácil de controlar, pero también consideramos que hay trabajo para hacer bajo las condiciones y los protocolos que están sumamente activos, desarrollados y mejorados permanentemente por parte de los comercios», sumando a ello que «estamos colaborando en evitar nuevos contagios y en conversaciones permanentes para que se respete la posibilidad de trabajar y generar ingresos para toda la comunidad, ya que todos somos esenciales para poder vivir».

«Necesitamos grandes acuerdos»

Consultado sobre la actualidad del circuito comercial, el titular de la Federación reconoció que «esta situación ha expuesto una gran disparidad en las situaciones; venimos de años de mucho castigo en la parte económica para el comercio, y hay muchas empresas que han tenido que contraer créditos para pagar cosas esenciales como haberes, impuestos y servicios para poder seguir trabajando y no tener que cerrar definitivamente sus puertas» y añadió que «eso se está convirtiendo en una ‘bola de nieve’, por lo que se necesitan grandes acuerdos y grandes medidas a nivel del Estado, los bancos y las entidades financieras, para rever todo aquello que se ha otorgado bajo ciertas condiciones y que hoy debería ser puesto en la mesa de negociación, buscando que se pueda extender en el tiempo y extendiendo los plazos de la misma forma en que se está haciendo a nivel nacional».

La situación «no es ideal»

Sin embargo, «pareciera que nosotros, como somos muy chicos, no tenemos el mismo ‘poder’ para insertar dentro del esquema de negociaciones actuales el pedido de que se revea una refinanciación de los pasivos», criticó García.
Sobre el diálogo con autoridades provinciales, recalcó: «Estamos en contacto permanente a través de las distintas cámaras de la provincia, a nivel de la FECh, con las distintas esferas del Gobierno Provincial».
En tal sentido, planteó que «sabemos que la situación de este último dista mucho de ser la ideal como para poder brindar asistencias, pero sí queremos trabajar en conjunto para no generar mayores inconvenientes de los que ya tiene la actividad comercial».

Problemas de subsistencia

Sostener la actividad bajo las actuales medidas de confinamiento «es difícil», reconoció García, puntualizando que «hay algunas situaciones extremas y otras no; pero sería injusto si hablara en forma general, aunque por supuesto todos la estamos pasando mal, algunos con una mejor capacidad de respuesta en función de ahorros que podrían tener de épocas anteriores, y otros con menor capacidad de respuesta».
A ello, sumó que «el principal problema es el del sector hotelero, gastronómico y de generación de eventos» y subrayó que «no son inversiones chicas las que se realizan en ese tipo de emprendimientos; y al no poder facturar lo necesario para cubrir sus propios gastos, menos lo pueden hacer para cubrir aquellos préstamos o acceso al dinero que tuvieron que usar para concretar esas inversiones».

Menor horario, mayor aglomeración

En cuanto a la reducción de horario comercial, García consideró que cada pyme o comercio «sabe cuáles son aquellos en los que mejor puede trabajar y hacerlo con seguridad, bajo estrictos protocolos. En los comercios no se transmite el virus, son lugares seguros donde uno puede entrar y sabe que está respaldado por el dueño y los empleados. Ninguno de nosotros quiere caer bajo las garras del virus, por eso queremos mantener el protocolo al cien por cien. Y consideramos que, si limitamos horarios, estamos haciendo que la misma cantidad de gente que tiene pensado salir a la calle, supongamos cien personas, lo tendría que hacer en un lapso menor de tiempo, por lo cual la concentración va a ser mayor y las posibilidades de contagio también. No hemos visto ningún dato fidedigno o respaldo que nos explique por qué la reducción del horario es algo que nos va a beneficiar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Permisos de pesca bajo sospecha ante una nueva ley

El inminente tratamiento del proyecto de ley de Pesca que envió el Ejecutivo a la Legislatura de Chubut, genera expectativas, pero también algunas dudas. Según...