10.9 C
Comodoro Rivadavia

La pesadilla que vivieron los jugadores de Independiente en Salvador de Bahía

Un grupo de ocho futbolistas de Independiente pasó una noche de terror en el aeropuerto de Salvador de Bahía. Sin agua, sin comida y durmiendo en el piso tapados con frazadas. Así pasaron la noche los ocho jugadores del Rojo que arrojaron resultado “detectable” en los testeos que les realizaron al llegar a Brasil.

En la mañana de hoy se resolvió su regreso a la Argentina en un avión sanitario para que no tengan que quedarse todo el día en el aeropuerto esperando el final del partido.

Allegados a Independiente hablan de una verdadera “pesadilla” para un plantel que viajó a jugar un partido de fútbol con la tranquilidad de haber tenido hisopados negativos en Buenos Aires antes de salir.

Sin embargo, Bacchia, Insaurralde, Arregui, Lucas González, Ortega, Asis, Messiniti y Hernández fueron retenidos por la policía aeroportuaria de Brasil por orden de Migraciones porque se les detectó el virus.

Para la Conmebol estaban recuperados y en condiciones de viajar y jugar, pero la política sanitaria del Estado brasileño indica que está prohibido el ingreso al país de las personas que den positivo aunque la carga viral sea baja y tengan el alta epidemiológica.

También fue retenido en el aeropuerto Pedro Damián Monzón, quien iba a dirigir el equipo ante las ausencias de Julio César Falcioni (su esposa está delicada de salud por Covid-19) y de Omar Picccoli (está aislado por Covid-19).

Cerca de las 2 de la madrugada los futbolistas que se quedaron en el aeropuerto recibieron frazadas para dormir tapados en el suelo. Se las llevaron otros integrantes de la delegación del Rojo que pudieron ir a descansar a un hotel en la ciudad de Salvador de Bahía.

“Nosotros vinimos todos en un avión. A los tripulantes los dejaron pasar, a los que habían dado negativo los dejaron pasar primero, luego los volvieron a bajar del micro, no tiene lógica”, contó Walter Lusnig, dirigente del club que también dio “detectable” en el testeo.

“Estamos en el piso de un aeropuerto, sin mantas, sin comida, sin nada, la comida y las mantas las trajimos nosotros del hotel. Estoy en el grupo de los positivos, me quedé toda la noche acá. Nos quisieron dar una pieza donde entran dos personas pero somos once”, agregó Lusnig indignado.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Arrancó la temporada invernal del Viejo Expreso Patagónico

De esta forma, desde el gobierno Provincial destacaron el “exitoso comienzo de temporada invernal” de este tradicional atractivo turístico, histórico y cultural de la...