El acuerdo comercial que el Reino Unido y la Unión Europea firmaron a pocos días de completarse el Brexit dejó afuera a los territorios británicos de ultramar que perderán todo trato especial arancelario en sus vínculos con la comunidad continental. Las Islas Malvinas integran este grupo y se verían gravemente afectadas. El Gobierno argentino había solicitado a las autoridades de la Unión europea que, en el marco de las negociaciones post-Brexit, las islas fueran consideradas territorio en litigio en lugar de británico.