16 C
Comodoro Rivadavia

ATE asocia la crisis de Chubut a la corrupción de sus gobernantes

El Consejo Directivo Provincial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y sus respectivas seccionales emitió un duro documento sobre la crisis que atraviesa el estado provincial y que repercute sobre los trabajadores de la administración pública.

“El Estado Chubutense atraviesa desde hace tres años la crisis económica y financiera más grave de su historia, consecuencia de las políticas de los gobiernos de turno, la corrupción de la última década, a lo cual se agrega la pandemia”, esgrimieron, advirtiendo que “sueldos atrasados de trabajadores estatales y jubilados, desempleo creciente y reducción salarial del sector privado, cierre de fábricas y comercios, etcétera, confirman la incapacidad de quienes han sido elegidos para administrar el Estado tanto provincial como nacional”.

Contra la clase política

“La actual crisis de las finanzas públicas (también política y social) tiene motivos externos: inestabilidad permanente y creciente del país, devaluación de la moneda, inflación, coparticipación injusta, centralismo, etcétera”, continuaron, sumando a ello que “a los chubutenses nos cabe analizar en profundidad las causales propias, aquellas sobre las que podemos accionar y de las cuales somos actores, con distintos grados de responsabilidad”.
Dichas causas, reflexionaron, “se enraízan profundamente en la reciente historia chubutense: una clase política que se fagocitó en los 90 al gobierno de Néstor Perl, sólo para generar luego un ajuste feroz en el Estado que lo pagamos los laburantes. Leyes de emergencia, congelamiento salarial, personal en disponibilidad, intervenciones en el área de salud, educación, etcétera”.

“El Partido de la Deuda”

En la misma línea, recordaron que “le siguió un gobierno que despilfarró, sin transformar la matriz productiva, un presupuesto adicional, producto del juicio llevado adelante por regalías mal liquidadas” y plantearon que “posteriormente se abre otra etapa de ‘vacas gordas’, a las cuales se ordeñó, pero no se alimentó; Chubut vivió una expansión de la obra pública y puso al día un estado en ese momento raquítico; no pensaron en generar una nueva economía y se ‘olvidaron’ de recaudar, haciéndose presente, en gestiones de distinto signo, el que parece ser la fuerza política dominante: El Partido de la Deuda”.
“Las últimas tres gestiones”, continuaron, “llevaron adelante un endeudamiento irracional, a tasas muy altas, en dólares y hasta garantizando el pago con una de nuestras más preciadas fuentes de recursos ‘las regalías’”.

Sin controles

Dichos endeudamientos “fueron sucesivamente aprobados por todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, sin excepción”, apuntaron, expresando que “mientras tanto, se practicó una irresponsable demagogia impositiva, generando excepciones y ausencia de control sobre la recaudación, especialmente en sectores concentrados de la economía que tienen beneficios del primer mundo a costa de nuestros Bienes Comunes y del trabajo de las y los chubutenses; también, brillaron por ausencia los organismos de contralor, hasta incluso los que habían sido creados recientemente”.

Productividad y pobreza

“Medidos en PBI per cápita, es decir creación de riqueza, los trabajadores chubutenses somos de los más productivos del país. A la vez que somos la cuarta o quinta provincia generadora de dólares”, manifestaron desde ATE, preguntándose “por qué entonces los estatales no podemos cobrar nuestros sueldos” y “por qué no podemos construir un destino digno para todas y todos los chubutenses”.
“Se dirá que esa riqueza se crea a partir de determinadas actividades, por ejemplo, el petróleo, etcétera. Pero bien, esa actividad extractiva y las personas que participan de la misma, como cualquier actividad privada, necesitan caminos, energía, escuelas, hospitales, servicio de justicia, ministerios de distintas áreas que sostengan todo lo necesario. El Estado y sus trabajadores/as creamos riqueza”, fundamentaron.

Pedidos urgentes

Finalmente, plantearon una serie de “reivindicaciones gremiales que sostenemos y seguiremos sosteniendo”, entre ellas “la urgente constitución en la Legislatura de una Comisión que defina una política tributaria que no afecte la radicación de empresas ni el empleo que éstas generan, pero que implique una profunda reforma y actualización tributaria progresiva; los que nunca pagaron que contribuyan financiando las necesidades de funcionamiento del Estado. Los empresarios de la patria contratista también tienen que contribuir, devolviendo lo que se robaron. El fondo ambiental pesquero debe ser exigido”.

Contra el Poder Judicial

Por otra parte, pidieron “que el Poder Judicial exprese a través de su máximo tribunal cuál es su aporte concreto a la situación de crisis” y que “se informe a la comunidad cual fue el destino de los casi mil millones de dólares que ingresaron en el año 2016; son quince masas salariales de más de 60 mil jubilaciones y haberes de estatales provinciales”.
Al mismo tiempo, solicitaron “la presentación de un documento único de todos los representantes políticos de la Provincia (Gobernador, legisladores, intendentes y concejales) por ante el Gobierno Nacional en los tres poderes del Estado (PEN, Congreso y Suprema Corte), que haga saber la necesidad de un aporte extraordinario (ATN), a fin de poner los sueldos estatales y medio aguinaldo al día. Rechazamos cualquier propuesta de pago de haberes atrasados en cuotas” y exigieron “recomposición por DNU nacional de los fondos coparticipables que recibimos mensualmente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

ATE asocia la crisis de Chubut a la corrupción de sus...

El Consejo Directivo Provincial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y sus respectivas seccionales emitió un duro documento sobre la crisis que...