14 C
Comodoro Rivadavia

Puerto Deseado: el sospechoso fue a comprar vino tras ser liberado

Alvarado fue captado por una cámara de seguridad. Tiene antecedentes por intentar matar a un nene y varios abusos.

Un joven de 24 años y un menor son los autores de la violación de una mujer de 44 años y del asesinato su hijo de 4, en la ciudad santacruceña de Puerto Deseado.

Así lo confirmó el juez de la causa, Oldemar Villa, luego de que la víctima, María Mercedes Alcoba, los reconociera en la primera rueda de reconocimiento de la causa.

La mujer identificó a su agresor no sólo por su fisonomía, sino al escuchar su voz luego de que el juez le pidiera que repita algunas frases que le habría dicho mientras le pegaba y la violaba.

Se trata de Omar Alvarado, de 24 años, quien sufre esquizofrenia y tiene un prontuario que incluye abusos, agresiones, disparos a vecinos y hasta un intento de homicidio ocurrido en enero.

A principio de año, Alvarado fue demorado luego de haber sido denunciado por la “tentativa de homicidio” de un chiquito integrante de su familia: lo quiso matar a golpes. Pese a ello, la Justicia lo liberó.

Según los investigadores del caso que conmociona a la localidad, el hombre se excusaba en su enfermedad cada vez que era detenido. “No me acuerdo”, es lo que repetía cada vez que iba preso.

Sin embargo, para el juez de instrucción de Puerto Deseado, Oldemar Villa, la enfermedad que padece “no lo convierte en inimputable” y eso será materia de investigación.

El viernes, tras recuperar la libertad, una cámara de seguridad lo registró comprando un vino para juntarse con un grupo de amigos.

En las imágenes se lo puede ver con la misma campera que tenía puesta el día que atacó a la mujer. Era de color azul y de nailon.

Al verlo con el grupo y reconocerlo por los retratos que habían comenzado a circular, una persona avisó a la Policía para que volvieran a detenerlo.

Actualmente el joven de 24 años permanece en una sede policial de Caleta Olivia. A esa ciudad, que queda a unos 214 kilómetros al Norte de Puerto Deseado fue trasladado este domingo a la madrugada.

La decisión la tomó el juez de instrucción de Puerto Deseado para evitar una posible reacción de los vecinos, que marchaban nuevamente este domingo para pedir Justicia.

Alvarado está acusado de los delitos de “rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del nene)”.

Fue una hermana quien lo denunció a Alvarado luego de que le confesara el crimen y la violación.
El magistrado prevé indagarlo en los próximos días mientras se resuelve la situación del otro sospechoso, que es menor de edad.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer