17 C
Comodoro Rivadavia

Cayó un meteorito e iluminó el cielo de México

El bólido fue visible en varios estados de la República, pero las autoridades aseguraron que se desintegró antes de tocar tierra.

La noche del 18 de febrero, mexicanos en diferentes lugares del país presenciaron el momento en el que un bólido de luz atravesó el cielo. De inmediato, los espectadores catalogaron el evento como la caída de un meteorito, viralizando el video en redes sociales.

Este acontecimiento fue visible desde estados como Jalisco, Morelos, Ciudad de México, Puebla y Querétaro, lugares en los que fue reportado dicho avistamiento.

El objeto incandescente se pudo observar alrededor de las 20.18 y, de acuerdo con el Departamento de Sismología y Vulcanismo del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, la luz fue producto de “la fricción con la atmósfera terrestre que provoca en muchas ocasiones la desintegración del meteorito”.

Autoridades de Protección Civil analizaron los reportes e hicieron las consultas necesarias con especialista en la materia para más adelante anunciar por medio de Twitter que “el avistamiento de un Meteorito, una vez analizado por distintos integrantes del SINAPROC y especialistas, se confirma que sí se trata de un meteorito que seguramente se destruyó en el aire”.

Aseguraron, además, que no es probable que se haya impactado con suelo terrestre, pues hasta el momento no hay reportes de afectaciones.

Al hablar de un meteorito se hace referencia al remanente que produce el choque de dos asteroides, los que a su vez se crearon cuando el Sistema Solar se formó, de acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Los asteroides se crearon hace aproximadamente cuatro mil 600 millones de años cuando una nube gas y polvo se derrumbó, dando lugar a nuestro Sistema.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer