14.9 C
Comodoro Rivadavia

Estuvo secuestrada por 31 años, los vecinos sabían y no dijeron nada

El Parlamento venezolano exigió justicia por el caso de la mujer, mientras que las autoridades investigan a más víctimas del depravado sujeto que privó de la libertad a Morella.

Estuvo 31 años secuestrada, expuesta a constantes abusos y maltrato físico. La historia de Morella, de 49 años, se remonta al 23 de diciembre de 1988, cuando el hombre que era su enamorado la raptó en la ciudad de Valencia en Venezuela.

El caso se registró en un departamento del Conjunto Residencial Los Mangos en estado Aragua. Morella vivió más de tres décadas sometida por Mathías Enrique Salazar Moure.

Morella estuvo en un departamento donde no podía ver la luz ni asomarse a la ventana. Solo escuchaba la radio y veía canales de televisión regionales.

Los vecinos conocían a su captor como “el gordo Mathías”, quien abusó sexualmente de ella, la amenazaba y le propinaba fuertes golpizas. Morella podía estar privada de alimentos si no accedía a complacerlo sexualmente.

Ella tenía 17 años y él 23 cuando iniciaron una relación. La familia no lo quería porque se había mostrado agresivo. Posteriormente, Salazar le propuso vivir juntos en Valencia (Venezuela) para luchar por su amor.

La víctima pasó por varios inmuebles, pero en el último lugar fue de donde lograr escapar el pasado 24 de enero este año. Fue en ese momento, cuando Morella pudo ver unas llaves que dejó su captor. Para su sorpresa, la puerta abrió y pudo huir y salvar su vida.

Se dirigió al Instituto de la Mujer de la localidad. En principio, la presidenta y la secretaria general no le creyeron pero fue la coordinadora que escuchó con detenimiento la historia de la víctima. Ella la llevó a casa y remitió el caso al Ministerio Público.

Traumas de Morella debido a los años en cautiverio

Según Óscar Hernández, sobrino de Morella, señaló que su tía fue golpeada mucho, amenazada y estuvo tan traumatizada que tenía miedo de levantarse. “Ella tenía miedo de hacer cualquier cosa y que él la matara”. precisó.

La madre de Morella falleció hace ocho años y siempre mantuvo la esperanza de que su hija apareciera. Según reseña de Crónica Uno, la víctima nunca olvidó la dirección de la casa en donde vivía en Valencia,

Lo que el “gordo Mathías” hacía de tener sometida a una mujer dentro de un departamento era un secreto a voces. Al parecer en dos ovaciones, un vecino denunció la situación pero cuando los efectivos llegaban al inmueble ella desmentía la información porque “estaba amenazada”.

Cuando la policía fue a la casa de Morella el pasado 26 de enero, la familia pensó lo peor y llegaron a imaginar que venían a informar que habían encontrado el cuerpo de su pariente.

Al “gordo Mathías” lo capturaron. Fue imputado por los delitos de violencia sexual, esclavitud sexual, inducción al suicidio y violencia psicológica. Todo esto fue confirmado gracias a los exámenes que se le practicaron a Morella por orden de la fiscalía.

Al conocerse el caso, se confirmó que otras dos víctimas estaban secuestradas por Mathías Salazar, una de ellas desde hace 23 años.

Más víctimas del gordo Mathías en Venezuela

Trascendió hace poco que las autoridades de Venezuela lograron liberar a una víctima más de Mathías Enrique Salazar Moure, alias el gordo Mathías.

“Funcionarios de la Fiscalía 25 del Ministerio Público (MP) y comisiones de la Dirección de Investigaciones de la Policía Municipal de Girardot rescataron a Ana María de Salazar (54), mujer que estuvo en cautiverio por 34 años en manos de Mathías Enrique Salazar Moure”, informó el periodista Eleazar Urbaez en Twitter.

Morella ya está con su familiares

Morella presentó un cuadro de desnutrición y trascendió un equipo de especialistas la asisten. Sus familiares están con ella y señalaron que la quieren complacer en todo, como: la petición de ver una película de Disney, Pocahontas, que se estrenó en 1995.

Aunque en este momento aún no puede dormir bien, Morella pide permiso para todo, hasta para asomarse por la ventana. Sus familiares temen que el “gordo Mathías” quede en libertad y que la corrupción empañe el proceso.

“No puede dormir bien, aunque poco a poco ha ido logrando hacerlo mejor”, añadieron sus familiares.

Parlamento exige justicia

La diputada ante la Asamblea Nacional, Manuela Bolívar, exigió justicia para la mujer.

“Este hombre cometió delito, debe estar privado de libertad. Aquí la violencia de ningún tipo debe permitirse”, dijo.

Citada por el portal AlbertoNews, la parlamentaria añadió: “Lo que se requiere hoy es la investigación necesaria. Las demás mujeres de este edificio están corriendo peligro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

Permisos de pesca bajo sospecha ante una nueva ley

El inminente tratamiento del proyecto de ley de Pesca que envió el Ejecutivo a la Legislatura de Chubut, genera expectativas, pero también algunas dudas. Según...