19 C
Comodoro Rivadavia

La Justicia investiga el hallazgo de explosivos en el Ministerio de Defensa

La jueza federal María Eugenia Capuchetti, a cargo del juzgado Nº5, está investigando el hallazgo de tres cajas con explosivos en una oficina del Ministerio de Defensa, lo que obligó a la evacuación total de un ala del edificio ubicado en Azopardo 250, y a la intervención de una dotación de bomberos y de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal.
El ministro de Defensa, Agustín Rossi, pidió que se inicie una urgente investigación interna para esclarecer el hecho e identificar a los responsables, aunque fuentes del ministerio dijeron hoy que, al parecer, el episodio “no estaría vinculado con ninguna amenaza” contra la auditora y lo atribuyeron a “un descuido total de la gestión anterior”.

El episodio se registró este jueves, cuando una nueva auditora interna del ministerio, Silvina Cornaglia, llegó al edificio para ocupar sus nuevas oficinas ubicadas en el piso 10 y en la antesala del baño de su despacho se encontró con tres cajas de explosivos.

Los expertos que llegaron al lugar constataron que a los explosivos les faltaba el fulminante que se utiliza para iniciar la detonación de la carga y las fuentes oficiales dijeron que las cajas tenían unas etiquetas que decían “proyectiles-morteros-inertes”. En la terminología del sector, un explosivo inerte es aquel al que se le desmontaron sus componentes más destructivos y resulta inofensivo, por lo que suele utilizarse en las Fuerzas Armadas o de seguridad para ejercicios de entrenamiento.

Sin embargo, las explosivos inertes tienen una identificación de color azul, mientras que en el caso de los hallados en la antesala del baño de Cornaglia, dijeron los voceros consultados, eran verdes.

Cornaglia ya había trabajado en Defensa del 2009 al 2016, y su designación actual por parte de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) fue publicada el martes en el Boletín Oficial.

Por otra parte, este miércoles, Rossi denunció que una parte del archivo de Defensa, ubicado en el tercer subsuelo del edificio Libertador fue hallado “totalmente dañado” por una “filtración de agua de larga data”, episodio que adjudicó al “sorprendente estado de desidia” de la gestión anterior.

El material de archivo correspondía a cuestiones de derechos humanos y de derecho internacional humanitario y Rossi dijo que hay daños “irreparables”, que serán evaluados.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer