15 C
Comodoro Rivadavia

Nación pone reparos en atender las urgencias de Chubut

Cuando Alberto Fernández se impuso en las elecciones presidenciales, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, afirmó que la llegada del Partido Justicialista a la Casa Rosada beneficiaría a la Provincia.

No obstante, hasta el momento la relación entre el Estado Nacional y la Provincia ha sido, cautelosa, ya que desde Nación le hicieron algunas solicitudes al Gobierno de Chubut que implica medidas concretas de cara a paliar la crisis económica y financiera actual.

Puntualmente, desde el Ministerio de Economía de la Nación, mantuvieron varias reuniones con el equipo del Poder Ejecutivo provincial, donde se le solicitó la diagramación de un plan que sea claro y eficaz, pero por sobre todas las cosas sustentable.

Esto no se ha logrado hasta el momento, ya que la administración de Arcioni está emitiendo letras y deuda para poder hacer frente a los salarios de los trabajadores de la Administración Pública.

Esta circunstancia contradice un plan a largo plazo, que es lo que intentan concretar desde Nación. Ante ese escenario, resulta importante recordar que Chubut recibió en los últimos días 500 millones de pesos, en concepto de adelantos de la Coparticipación Federal, pero la crisis sigue sin resolverse. De hecho, la semana pasada el ministro Antonena, adelantó que aún no hay fecha cierta para salir del pago escalonado de haberes y todavía no hay soluciones palpables en el corto plazo, según las propias proyecciones del Poder Ejecutivo.

Esto se debe, entre otras cosas, a la contundente masa salarial a la que tiene que hacer frente el Gobierno durante todos los meses, según argumentan desde Fontana 50. Argumento real pero no atendible ya que Arcioni formo parte del gobierno de Das Neves y contribuyo con su participación u omisión en el incremento de la planta estatal, mas aún, al momento de la campaña para su reelección firmo acuerdos de aumentos de sueldos en paritarias que a todas vistas resultaban impagables. Decir ahora que la suma de las deudas dejadas por sus antecesores y la masa de dinero necesaria para abonar los haberes que él mismo comprometió supera el presupuesto provincial, es imposible de ser digerido.

Esta semana se pretende que el ministro Antonena deje en claro cuál va a ser el día en el que se depositará el medio aguinaldo para todos los empleados públicos chubutenses. Además, en las próximas horas también se tendría que explicitar el cronograma del pago escalonado de haberes, que habitualmente comenzaba el primer viernes de cada mes, aunque enero fue la excepción.

Autoridades provinciales han mantenido reuniones en Buenos Aires con referentes del Poder Ejecutivo central sin mayor éxito. Desde Nación fueron contundentes y afirmaron que atenderán las inquietudes de la Provincia siempre y cuando se “muestren números claros y posibles de ser encauzados”. Esto se debe, entre otras cosas, a que buscan frenar el incremento de la deuda pública chubutense, que en los últimos meses ha aumentado de manera contundente. Se puede inferir que en Nación están dispuestos a dar una mano pero el “ajuste”, por usar un término muy utilizado por estos días, lo debe realizar Arcioni.

Podría ser una paritaria a la baja entre los empleados del estado ? Directamente dejar gente que fue incorporada sin necesidad en la calle ?. En cualquier caso, primero debería encontrar la forma de blindar la capital provincial porque cualquiera sea la decisión que se tome que no sea la de pagar, puede convertir  a la ciudad de Rawson en una hoguera.

Nunca mas acertado el axioma de la comunicación que dice ” las promesas de campaña y las mentiras, tiene patas cortas”  

fte – Canal9 – El diario de Madryn – Infobae

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer