8.9 C
Comodoro Rivadavia

Difunden la foto del supuesto autor de la masacre de Melchor Romero

Se llama Exequiel Omar Horacio Sanso y tiene 17 años, pero la semana próxima ya pasará a ser plenamente responsable ante las leyes penales. Se trata del joven que convivió con la pareja formada por su madre Graciela Holsbak (54) y el remisero Raúl Bravo (54) en la casa de la masacre, donde también fue ejecutada y descuartizada Alma manino, de 5 años.

El fiscal a cargo de la investigación, Marcelo Martini le pidió ayer a los ministros de Justicia Julio Alak y de Seguridad Sergio Berni que el gobierno Provincial active el protocolo de búsqueda de personas para dar con el menor del que nada se sabe desde las horas en las que, según los peritos, fue asesinada parte de su familia en su casa.

Fuentes vinculadas con el planteo aclararon que el pedido busca incrementar el operativo policial que se aplica desde el jueves, a través del dispositivo oficial empleado por las denuncias de averiguación de paradero de menores de edad.

RECOMPENSA

Martini también pidió a los ministros que fijen recompensa por quien aporte datos, pero la opción fue rechazada desde uno de los ministerios, donde consideran que la opción es aplicable a casos con acusaciones penales contra el sujeto de la búsqueda.

Sobre el menor no pesa un pedido de detención, pero el fiscal considera que su aparición y la declaración testimonial son claves para saber qué paso en su casa en la madrugada del miércoles. “Cada hora que pasa, su ausencia agranda la sospecha sobre su responsabilidad”, dijeron ayer a coro las fuentes consultadas en la Policía y los tribunales de la Ciudad. El chico habría cenado con una hermana y su cuñado, en una vivienda situada en el barrio La Emilia. Luego fue visto, cerca de las 2, en la quema de un muñeco en 520 y 169. Más tarde, fue a una fiesta en la plaza de Romero (171 y 521). Allí estuvo hasta las 5, según testigos que declararon ante la Policía. Nada más se sabe.

AUSENCIAS SOSPECHOSAS

Entre las versiones que alimentan hipótesis, ayer se mencionaba el Tribunales que también está fuera del radar policial la pareja con la que habría cenado el 31. En Tribunales creen que la mujer y el hombre tienen información útil sobre esas horas clave para la causa. Incluso, algunos investigadores policiales se inclinaban ayer por la posibilidad de que su ausencia se correspondiera con una maniobra dedicada a esconder al adolescente sobre el que pesan sospechas acerca de la autoría de los crímenes.

Un policía con voz de mando en el operativo le dijo a este diario que a Sanso lo buscan en la localidad de Romero. “No pudo irse muy lejos. No tenía plata para moverse ni un vehículo”, indicó. Así las cosas, mientras la revisión de cámaras de seguridad en la Ciudad seguía dando resultados negativos acerca de movimientos del chicos, los policías realizaban ayer un operativo “puerta por puerta” en Romero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más