9 C
Comodoro Rivadavia

Macri y Alberto compartieron misa a dos días del traspaso

El presidente saliente, Mauricio Macri, y el mandatario electo Alberto Fernández, se ubicaron a la par frente a la Basílica de Luján, tras haber saludado a las personas que se acercaron para participar de la misa por la “unidad y la paz” convocada por la Conferencia Episcopal Argentina, con ocasión del día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

El titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, inició la misa por la “unidad” y la “paz” convocada en la Basílica de Luján, desde un altar que se montó afuera, de espaldas a la basílica, con los presidentes saliente y electo, junto a sus parejas, Juliana Awada y Fabiola Yañez, en primera fila.

A dos días del inicio del cambio de Gobierno, Fernández concurrió a la misa con el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el economista Roberto Lavagna, y su pareja, Fabiola Yañez, entre otros.

En ese marco, Macri asistió junto al jefe de Gabinete saliente, Marcos Peña, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su esposa, Juliana Awada, entre otros asistentes.

Con un llamado de la Iglesia a la unidad para “salir del laberinto en el que nos encontramos” y una exhortación a que “los pobres sean los hermanos más cuidados”, Macri y Fernández escucharon la misa en Luján presidida por el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, de la que también participaron dirigentes sociales y sindicales, a menos de dos días del cambio de gobierno.

“Invitamos a rezar hoy y aquí, porque somos conscientes que estamos en un momento delicado del mundo, de nuestra América Latina y de nuestra Nación”, dijo monseñor Jorge Eduardo Scheinig, Arzobispo de Mercedes-Luján, en su homilía, en la que destacó el “gesto” de mandatarios y dirigentes de estar allí para sumarse al pedido de la Iglesia por la “unidad” y la “paz”, lo que fue respondido con aplausos por el resto de quienes participaron de la celebración.

Se refirió también a la situación sociopolítica del continente y del mundo: “Todos somos conscientes que lo que viene, lo que ya estamos viviendo en el mundo, en nuestra América Latina, no es fácil, y para seguir construyendo esta nación bendita necesitamos de todos. Nadie sobra en esta construcción”.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer