16 C
Comodoro Rivadavia

El gobierno de facto boliviano restablece relaciones totales con EEUU

El Ejecutivo también designó, sin ratificación del Senado, a un embajador en Washington, que será Walter Oscar Serrate.

A 10 años de la ruptura de relaciones a nivel de embajadores encabezada por el ahora derrocado presidente Evo Morales, el gobierno de facto de Bolivia restableció el vínculo diplomático en el máximo nivel con Estados Unidos y designó a un embajador en Washington, Walter Oscar Serrate.

“La canciller Karen Longaric posesionó al nuevo Embajador Extraordinario con Representación Plenipotenciario ante el Gobierno de Estados Unidos de América, Walter Oscar Serrate Cuellar, quien fue Embajador y Representante Permanente de Bolivia ante la ONU”, informó el ministerio en su cuenta de Twitter.

En 2008, el gobierno de Morales expulsó al entonces embajador estadounidense Philip Golberg y lo acusó de injerencia en asuntos internos. Washington, actuando de manera recíproca, echó al entonces embajador boliviano, Gustavo Guzmán, y desde entonces las relaciones diplomáticas se mantuvieron a un nivel más bajo.

Legalmente, los embajadores deben ser ratificados por el Senado; sin embargo, desde el gobierno de facto designó unilateralmente al nuevo representante diplomático.

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales controla una mayoría de dos tercios en el Senado, al igual que la cámara baja de la Asamblea Legislativa.

La crisis escaló tanto con Estados Unidos en 2008 que concluyó también con la expulsión de Bolivia de las agencias norteamericanas encargadas de la lucha contra el narcotráfico, la DEA, y de ayuda humanitaria, Usaid.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer