8 C
Comodoro Rivadavia

Killfies: aumentaron las muertes por una selfie en lugares peligrosos

Estudio revela que la edad promedio entre las personas que perdieron la vida era de 23 años.

Capturar por medio de una selfie el lugar en donde se encuentran es cada vez más importante para las personas y es casi un requisito; sin embargo, esta acción se volvió cada vez más peligrosa.

Los llamados ‘killfies’, o las personas que fallecen por causa de una selfie, aumentaron en el mundo. Según un estudio publicado el año pasado por el ‘Journal of Primary Medicine and Family Care’, 259 muertes relacionadas con selfies ocurrieron en todo el mundo durante el 2011 y 2017. Tres cuartos de los fallecidos eran hombres y un cuarto eran mujeres. La edad promedio fue de 23 años.

Agam Bansal, autor del estudio, afirmó al ‘The Washington Post’ que “las muertes por selfies se convirtieron en un importante problema de salud pública”. Investigadores del Instituto de Ciencias Médicas de All India hallaron que cerca de la mitad de las 259 muertes ocurrieron en India. La mayoría de los fallecimientos fueron causados ​​por ahogamiento, por ser atropellados o por caídas desde una gran altura.

Sarah Diefenbach, profesora de psicología en la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich y autora del artículo The Selfie Paradox, sostiene en el documento que los seres humanos tomamos selfies por diferentes razones: para comunicarnos con las personas que amamos, para construir autoestima, para hacer una crónica de nuestras historias personales y para construir una personalidad.

Sin embargo, el problema está cuando lo hacemos en un lugar poco seguro, según expertos, nuestro cerebro selecciona qué privilegiar y qué ignorar. Es decir, nuestra acción se centra en la cámara y no en el lugar donde colocamos los pies y lo que nos rodea.

Medidas que se tomaron en diferentes lugares

Varios son los países que tomaron medidas para prevenir las muertes de turistas al tomarse selfies. Emitir advertencias, cerrar zonas peligrosas o instalar ‘puntos de selfies’, son algunas de ellas. Un ejemplo es India.

El Ministerio de Turismo solicitó a los diferentes estados que identificaran y cerraran las áreas que eran peligrosas para las fotos. En la ciudad de Mumbai, solamente, se registraron cerca de 16 zonas de peligro. El acantilado Diamond Bay, ubicado en Sídney, es otro de los lugares en donde se presentaron ‘killfies’; las señales que advierten el peligro en la zona, son, a menudo, ignoradas por los turistas quienes se acercan al precipicio.

Ante la situación, en junio de este año el consejo comunitario de Waverley decidió instalar cámaras de vigilancia, barreras y aumentar la patrulla de guardabosques para prevenir la entrada de turistas al lugar. Por su parte, Estados Unidos emitió advertencias a turistas y ciudadanos sobre tomar selfies con osos de fondo, animal que predomina en el territorio.

El estado de Wisconsin, por ejemplo, decidió instalar ‘puestos selfies’ para los viajeros. El Servicio Forestal del país también pidió a los visitantes del Parque Nacional de Yellowstone que se tomen fotos con precaución. Además de estas medidas, países como España tienen normas que prohíben las selfies durante eventos como la carrera anual de toros. Al hacerlo, los infractores tendrán que pagar cerca de 4 mil 100 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más

video

Caso Lorena Paredes: “Quiero que quede preso y me deje de...

El lunes comenzará el juicio oral y publico contra Luis Vidal por amenazas y lesiones leves a Lorena Paredes, la mujer que quedó desfigurada...