La mujer avisó por la mañana de contracciones, también cuando rompió bolsa y tuvo que parir sola. Un año después esta madre interpuso una demanda para defender su derecho a un parto “seguro”.

Una mujer presa en la cárcel de Denver (Colorado, EE UU) demandó al Ayuntamiento de la ciudad y también al condado por obligarla a dar a luz sola en una celda tras denegarle asistencia médica. Diana Sánchez, de 26 años, estaba en julio del año pasado en prisión por un delito de “usurpación de identidad” cuando rompió bolsa en su celda.

Avisó a los vigilantes de seguridad, pero nadie acudió a ayudarla. Un año después, la mujer decidió interponer una demanda para defender su derecho a un parto “en un entorno médico seguro”.

Las imágenes de seguridad muestran cómo Sánchez informó de sus contracciones a los vigilantes, y con posterioridad también de la rotura de la bolsa del líquido amniótico. También se aprecia cómo, sin asistencia alguna, la mujer da a luz tumbada en su camastro de la celda y sola, mientras pide ayuda a gritos.

Solamente cuando el niño ya está fuera se ve cómo un hombre entra en la celda para cogerlo, y otro técnico le mira sin asistir tampoco en ese momento a la madre. “Es un dolor indescriptible, y lo que más me dolió fue el hecho de que a nadie le importaba”. La mujer está ahora en libertad condicional, y asistida por su abogada, presentó una demanda contra el sistema penitenciario por poner en riesgo su vida y la de su hijo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más