9 C
Comodoro Rivadavia

Se entregó en Madryn el acusado de asesinar a un menor en Patagones

Una causa que tramita en los tribunales de Carmen de Patagones y que investiga un violento homicidio ocurrido hace un mes y medio, tuvo un giro inesperado el miércoles por la noche, cuando el principal acusado, que se encontraba prófugo y con pedido de captura, se entregó de manera voluntaria en la Seccional Cuarta de Puerto Madryn, ubicada en el barrio Presidente Perón, al oeste de la ciudad.

Se trata de Mario Jorge Montiel, quien era intensamente buscado por la Policía de la ciudad bonaerense tras presuntamente ultimar de una puñalada por la espalda a Kevin Minor, de 26 años; según trascendió, tras refugiarse en varias ciudades, el acusado recaló en Puerto Madryn, donde permanecía “alojado” en un domicilio que ahora investiga la Policía, para determinar posibles complicidades.
La muerte de Minor ocurrió el martes 9 de julio, alrededor de las 19:30 horas, luego de que la víctima recibiera un puntazo de arma blanca por la espalda, el cual le perforó un pulmón. Un amigo con el que se encontraba intentó trasladarlo al hospital a bordo de su moto, pero desafortunadamente, el joven se desvaneció a mitad de camino y terminó falleciendo en la vía pública.

Sin rastro
Montiel, de 32 años, es oriundo de Carmen de Patagones y era intensamente buscado, por lo que luego de entregarse, aguarda a ser trasladado a dicha ciudad, donde será formalmente imputado por el homicidio de Minor.
El crimen ocurrió en el barrio El Progreso, y según la información recabada por los investigadores, el ahora detenido escapó primero a la localidad de San Antonio Oeste, en la provincia de Río Negro, y luego se dirigió al sur del país, encontrando refugio en una vivienda de Puerto Madryn.
La Unidad Fiscal de Instrucción Judicial 5 de Bahía Blanca, a cargo del doctor Jorge Viego, había dispuesto la orden de captura del acusado.

Atacado por la espalda
El homicidio ocurrió el martes 9 de julio; la madre de la víctima relató que, el mismo día del hecho, “yo estaba en Villalonga, cuidando a mi padre de 93 años; esa tarde recibí un llamado de la mamá de la novia de mi hijo diciendo que mataron a Kevin, no lo podía creer”, sumando a ello que ese día “estaban cortando leña,terminaron cerca de las 16 horas y se vino para el barrio; en eso se encontró con un amigo y decidieron ir al barrio El Progreso, juntaron una plata para comprar cerveza a la vuelta de la casa del amigo, Kevin salió caminando, dio la vuelta y a los cinco minutos volvió corriendo, le dijo al amigo ‘llevame al hospital, me pegaron una puñalada’, y sangraba por la boca”.

Al asesino “lo vieron muy alterado”
El amigo de Minor lo cargó en su moto, transitó tres cuadras, “pero cada tanto tenía que aminorar la marcha porque Kevin se desvanecía”, continuó la madre, agregando que “cuando frenó la moto, Kevin cayó muerto porque le habían perforado el pulmón; fue una puñalada ‘de a traición’, por la espalda; el asesino está identificado es Mario Montiel, lamentablemente la Policía no puede dar con su paradero”.
Además, precisó que “a Montiel lo vieron muy alterado en el barrio Guido, y después horas más tarde en el Lavalle; nosotros como familia queremos que lo encuentren y que la ley haga lo que tiene que hacer; mi hijo cuando robó fue preso, pago a la sociedad el daño que había hecho, queremos que se haga Justicia, porque el estar preso no me a devolver a mi hijo; dejó una familia destrozada y tres hijos huérfanos, queremos Justicia”.

La familia de Minor, “aliviada”
Esa semana, personal de Policía Comunal de Patagones llevó adelante dos allanamientos en viviendas del barrio El Progreso, advirtiendo que “se procedió al secuestro de elementos que resultan de sumo de interés para la causa” y que “se decretó la detención de un sospechado”, aunque hasta el momento, el mismo no había podido ser individualizado.
Al conocerse la noticia de la detención de Montiel, la familia de la víctima dijo estar “aliviada” y con expectativas de que el proceso judicial continúe.
Además, habían insistido en todo momento en que el acusado había huido hacia el sur del país; además, la Policía había aportado datos fisonómicos para ubicar al prófugo: “Tiene tres lunares en la cara, un alacrán tatuado en uno los brazos, los nudillos de la mano también todos tatuados. Además, tiene un tatuaje en la pantorrilla y otro en el pecho. Es morocho y usa aros. Si bien puede cambiar su apariencia, los tatuajes no se borran”, precisaron.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer

Regularizarán servicios en Stella Maris

Los vecinos del Stella Maris que tienen deuda en los distintos servicios podrán regularizar su situación a raíz de un acuerdo que se ha...