4 C
Comodoro Rivadavia

Columnas de opinión: “Chubut tiene su propio infierno”

La semana cerró con una agitación social inusitada. Está claro que las dificultades para completar el pago de sueldos a los trabajadores de los tres poderes, mantuvo de cabeza la mayoría de las actividades.

Columna de El Diario de Madryn

La expectativa de este domingo estuvo puesta en corroborar si efectivamente se produjo el depósito de los sueldos del primer escalón, de aquellos agentes cuyos salarios no superan los $40.000 que sería no más de 23 mil empleados, sobre más de millón y medio de personas. El segundo escalón se produciría el próximo viernes 23, y finalmente el ´podio´ de los que más ganan se abonaría el viernes 30. Un proceso de desgaste que pese a cumplir con el pago de sueldos dentro del mes, está agobiando a todo el equipo de la gestión Arcioni.

Y mientras la preocupación doméstica domina el escenario territorial, cada vez con más irritación social, debido al modo en que impacta la demora de circulante público en todos los demás sectores, las medidas que el gobierno nacional va adoptando para “popularizar” la gestión, amagan con empeorar la situación provincial.

Por un lado la disparada del dólar estampó contra la costa chubutense y multiplicó la deuda que ya superaba con un dólar a $43, los 37 mil millones. Esto se produjo debido a que el 87,3% de la deuda de Chubut se encuentra encajada precisamente en dólares. Esta situación en general siempre estuvo controlada, porque al disparar el dólar la deuda, también lo hacía con el valor del barril de petróleo exportado, y por ende también aumentaban los ingresos por coparticipación. Pero como si faltara algo en esta oportunidad, el Estado Nacional dispuso por DNU un dólar para el sector petrolero a $45,19, al margen de fijar que el Brent se tome durante 90 días a un valor de 59 dólares. Con lo que ´entierra de cabeza´ un poco más la realidad de la provincia.

Columna de Diario Jornada

Arcioni y su pequeño entorno, que imaginan todo el tiempo de dónde sacar un mango y cómo correr con el Código Penal a los gremialistas que cortan rutas, no piensan lo suficiente en la política. Y la política es más que cartón pintado para ganar elecciones o la rosca y el poroteo legislativo. La política es diálogo, consenso, tira y afloje. Pero, sobre todo, liderazgo.

Tomar la lanza y consensuar en serio con todos. Firmeza y diálogo. No soberbia y sólo escuchar a los que dicen que “ojo con Mariano que aprendió rápido”. La soberbia no es ninguna política, y al parecer por los resultados de sus últimos golpes de timón, no aprendió tanto. La soledad es muy mala consejera y si Arcioni no quiere terminar como el gobernador Perl debería sentar a la mesa, de una vez por todas, a sus dos principales aliados: Ricardo Sastre y Adrián Maderna. Escucharlos y dar la certeza de que van todos para el mismo lado. Los tiempos se acortan y la paciencia se está agotando.

 

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer

Comenzó la segunda etapa de la obra de la sede

Hace pocos días comenzó la segunda etapa de la obra del Centro de Jubilados Petroleros y Gas Privado, ubicada en calle San Martín. Esta obra...