4 C
Comodoro Rivadavia

17 de Agosto: Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín

El 17 de agosto de 1850 falleció José Francisco de San Martín Matorras, conocido por todos como San Martín, una de las figuras más relevantes de la historia argentina y latinoamericana.

Su actuación durante el primer tercio del siglo XIX en las luchas por la independencia en Sudamérica transformó su nombre en una referencia mundial de los procesos de descolonización.

La figura del Gral. Don José de San Martín, representa, entre otros símbolos, el coraje, el compromiso, la valentía, la libertad e independencia alcanzada por regiones de Latinoamérica antes dominadas política y económicamente por España y otros países colonialistas como Portugal e Inglaterra. Se trata de una de las figuras más destacadas de entre las que emergieron en la época de los movimientos y batallas independentistas.

Si bien las luchas por la independencia fueron colectivas, los atributos personales de San Martín le otorgaron un lugar destacado en ese proceso, entre ellos: su compromiso con la Revolución aún cuando no estaba claro su éxito; su agudeza para comprender que la independencia debía tener un alcance regional; la estrategia militar implementada en el Cruce de los Andes; y su ejemplo moral en la conducción de las tropas y en la función pública (la Intendencia de Cuyo y el breve lapso como “Protector del Perú”).

José de San Martín nació en Yapeyú, Argentina. Desde temprana edad tuvo que abandonar el país pues su padre fue trasladado a España. Se inscribió en el ejército español con solo 11 años de edad y participó en varias campañas africanas. Regresó a Argentina en el año 1812 y luchó por la independencia de Argentina de España. A él se le atribuye la formación de varios ejércitos y la organización de un plan para derrotar a las fuerzas españolas en Argentina en 1814. También lideró al Ejército de los Andes para liberar a Chile y Perú. Pasó sus últimos años en Francia.

Durante la revolución de 1848, San Martín estaba envejecido, casi ciego y con muchos problemas de salud. Murió el 17 de agosto de 1850 pocos días después de enterarse de que Argentina había salido victoriosa del bloqueo anglo-francés.

José de San Martín fue enterrado en la cripta de la Basílica de Notre-Dame de Boulogne, a pesar de haber solicitado en su testamento que trasladaran sus restos a Buenos Aires. Sin embargo, la remoción de sus restos se vio atrasada debido a la rebelión de Justo José de Urquiza. Los restos finalmente regresaron a Buenos Aires en el año 1880.

En su testamento pedía que su sable fuera entregado a Rosas “por la firmeza con que sostuvo el honor de la república contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla” y que su corazón descansara en Buenos Aires.

Esta última voluntad se cumplió en 1880, cuando el presidente Avellaneda recibió los restos del libertador.

Dejá tu opinión

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para leer

Comenzó la segunda etapa de la obra de la sede

Hace pocos días comenzó la segunda etapa de la obra del Centro de Jubilados Petroleros y Gas Privado, ubicada en calle San Martín. Esta obra...