Desde el Merendero “El Fulbito”, Valeria Salinas, se refirió a la compleja situación que atraviesa el merendero luego de que el lugar que usaban fuera solicitado por su dueño y debieran acomodarse en un galpón que se esta refaccionando. Para terminar de cerrar el lugar necesitan durlock pero también es urgente una cocina para poder hacer el pan y la leche chocolatada. El merendero recibe a más de 30 niños del barrio Abel Amaya. Necesitan la ayuda de la comunidad con cualquier tipo de donación. Quienes puedan colaborar pueden comunicarse al: 297 433 7285

Leer más