8 C
Comodoro Rivadavia

Un terremoto de 7,2 grados en la escala de Richter sacudió a México y generó gran alarma

México revivió este viernes por la tarde su peor pesadilla. Un nuevo temblor sacudió parte del país a las 17.39. Casi cinco meses después del sismo del 19 de septiembre que dejó más de 300 muertos solo en la capital, la Ciudad de México volvió a moverse de lado a lado durante varios segundos. El epicentro del temblor, de magnitud 7,2, se situó a pocos kilómetros de Pinotepa Nacional, en la costa del pacífico Oaxaqueño, a unos 600 kilómetros al sur de la capital. El temblor, del que se han sucedido más de 200 réplicas, una de 5,9 apenas una hora después del primero, también se ha sentido con fuerza en los estados de Guerrero, Oaxaca y Puebla. Los daños materiales han sido menores y no se han registado víctimas.

Con la memoria del sismo de hace cinco meses, cientos de personas salieron aterrorizadas a la calle. El movimiento tuvo epicentro en Oaxaca.

Las autoridades mexicanas no reportaron daños mayores ni víctimas por el sismo, que según el Servicio Geológico de Estados Unidos tuvo una magnitud de 7,2 y se registró a 53 kilómetros al noreste de Pinotepa Nacional, en el estado sureño de Oaxaca, a una profundidad de 24 kilómetros.

El movimiento se sintió hasta la capital del país, donde la gente abandonó edificios y casas, e incluso detuvo sus autos a la mitad de la calle.

“Con lo que pasó el 19 de septiembre, pues ya nada más oí la alarma… y me salí descalza con mi niña”, declaró Mercedes Rojas Huerta, un ama de casa de 57 años de colonia Condesa, una de las más afectadas por el terremoto de hace cinco meses.

“Tengo miedo en meterme. La casa es vieja”, dijo Rojas, quien recordó que le daba temor sólo recordar que en el terremoto anterior se cayeron varios edificios.

Además, el Servicio Sismológico de México señaló que casi una hora después del sismo se habían presentado al menos 200 réplicas, la más fuerte de unos 5,9 grados.

Por su parte, el gobierno de Oaxaca señaló en su cuenta de Twitter que sólo tenía registrado algunos daños materiales cerca del epicentro, en las comunidades de Pinotepa y Santiago Jamiltepec, y que se instalaron albergues para la gente que salga de sus viviendas.

Para leer