3 de enero 1833: usurpación Británica de las Islas Malvinas

El 3 de enero de 1833 fuerzas británicas invadieron las islas Malvinas, desalojando a la guarnición y población Argentina establecida en ellas. La acción dio lugar a un conflicto que se prolonga hasta nuestros dias.
Durante los siglos XVI a XVIII España tuvo que establecer su reclamo, ante Francia e Inglaterra, por la usurpación de su derecho de soberanía sobre las islas. Las islas, por derecho de sucesión, pasaron a pertenecer a las Provincias Unidas del Río de la Plata, luego del pronunciamiento del 25 de Mayo de 1810.

El 3 de enero de 1833 Fuerzas Británicas embarcadas en la Fragata Clío al mando de John James Onslow desalojaron a la guanición Argentina de las Islas Malvinas. En presencia del Teniente Coronel José María Pinedo fue izada la bandera británica y arriada la nacional, que luego le fue entregado a Pinedo, quien no pudo ofrecer combate.
El 22 de agosto de 1833 se produjo un alzamiento en las islas encabezado por el famoso gaucho Antonio Rivero. El tema ha dado lugar a la polémica entre los historiadores. La realidad parece indicar que Rivero se rebeló reclamando el pago de sueldos atrasados y asesinó a la única autoridad Argentina: Juan Simón y a cuatro personas más. Una de ellas era un hombre de apellido Dickson al cual Onslow le había encargado la tarea de izar el pabellón inglés todos los domingos. Los asesinatos generaron la dispersión de la escasa población existente.

El 8 de enero de 1834 arribó la fragata HMS Challenger comandada por el capitán Seymour quien envió al teniente Henry Smith para que pusiera orden. Al carecer de leyes para juzgarlos decidió enviarlos a la única autoridad de referencia, es decir a Buenos Aires, lo que implicaba reconocer la soberanía Argentina. Desde entonces no hubo autoridad Argentina alguna hasta la recuperación del 2 de abril de 1982.
En 1840 las islas son declaradas ilegítimamente como colonia de la Corona Británica, y el primer gobernador británico, el teniente Richard Moody asume desde el Reino Unido (1841).

Desde entonces y hasta el presente, Argentina ha reivindicado permanentemente su justo reclamo en el nivel bilateral, formulando las protestas correspondientes cuando ha tenido conocimiento de actos británicos que contradicen su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, así como en distintos foros multilaterales, entre ellos la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), impulsando la adopción de resoluciones que llaman a las dos partes a resolver la controversia y declaraciones de apoyo a la posición Argentina.

Comentá