Vivir en la salitre

Jorge Mansilla compró un terreno en el ingreso a la Fracción XIV, y desde hace seis años que sufre los embates del salitral que comenzó a trepar por las paredes de la vivienda de su hijo y que ante la humedad debió abandonar la casa. Jorge se lamenta no poder tener a sus nietos junto a él por el problema del salitre. Ha pedido ayuda a las autoridades municipales y no encuentra respuesta.

Comentá
Lea más:  Preocupación por salinidad