Vivir en situacón extrema

El
terreno y la casa de Victor Úribe en el barrio Jorge Newbery
sufrieron las consecuencias del temporal de marzo de 2017. Las
goteras son una constante y cuando llueve no queda otra que poner
baldes para evitar que lo poco que le queda no se dañe. No tiene
manera de arreglarlo porque esta sin trabajo, a la espera de una
operación de cadera desde hace más de un año y la prótesis no
llega. Pide que alguien le dé una mano ya que no tiene a dónde ir ,
sin embargo, reconoce
que estar viviendo ahí es un riesgo constante.

Comentá