Perdió el control del vehículo y volcó

Una pareja resultó con algunos golpes y escoriaciones luego de volcar el auto en el
que se movilizaban a la altura de la curva de la calle Tiburón; según indicó el conductor, una ráfaga de viento o un desperfecto técnico lo habrían hecho perder estabilidad.

Gran cantidad de personas que caminaban por el paseo costero de la calle Tiburón
aprovechando las altas temperaturas registradas durante la jornada de ayer, ideales para permanecer al aire libre, fueron testigos de un accidente de tránsito que por fortuna no se cobró la vida de ninguna persona.

Alrededor de las 17:30 horas del domingo, un hombre identificado como Darío Rivarola (30) transitaba a bordo de un rodado Vw Gol dominio BCL – 037 acompañado por su pareja Fabiana Figueroa (30), desde la zona sur de la ciudad hacia el casco céntrico y a la altura de la curva de la calle Tiburón perdió el control y terminó volcando quedando en la vereda a metros de la frustrada obra del shopping.

Inmediatamente transeúntes se acercaron a ver el estado de los ocupantes del automóvil, al tiempo que convocaron a personal policial en virtud de lo sucedido y en contados minutos se acercaron efectivos de Seccional Primera de Policía así como una ambulancia del SEM 107, para asistir a la acompañante quien presentaba algunos dolores a raíz del impacto y tenía restos de vidrios del parabrisas en uno de los brazos, lo que motivó preventivamente su traslado al Hospital Regional.

Respecto al hecho Rivarola expresó que “no sé bien qué pasó senti como un golpe en la parte de atrás del auto que hizo que perdiera el control,choque con el cordón y terminamos volcando. No sé si fue una ráfaga de viento o algo que se rompió, la verdad no se. por suerte estamos bien, mi mujer con algunos vidrios en uno de los brazos pero bien, lo material no importa”.

Lea más:  Allanaron seccional y el Pub Draw

Asimismo, mencionó que por fortuna al momento del accidente no viajaban con su hijo menor, lo que evitó que el hecho fuera aun más grave, en tanto aguardaba la llegada de una grúa para que pudiera llevar el auto que quedó prácticamente destrozado y recolectaba algunos de los elementos que quedaron dispersos por la vereda.

“No sé qué tiene esta curva, pero siempre pasan accidentes, no venía rápido como
para que esto pasara, deberían hacer algo” lamentó.

Comentá