Argentina es el quinto país con mayor inflación, según el FMI

Argentina quedó quinta en el ranking de países que para el FMI tendrán más inflación, con una suba de precios que llegaría al 40,5% este año y a un 20,2% el próximo.
egún las “Perspectivas de la Economía Mundial” del organismo, antes que Argentina vienen en el ranking de inflación Venezuela (con una hiperinflación de 2.500.000%), Sudán del Sur (99%), Sudán (64%) e Irán (48%). El top ten de países lo completan Yemen (30%), Liberia (27%), Libia (23,5%), Angola (20%) y el Congo (20%). El FMI aseguró en su informe que “la inflación aumentó en las economías emergentes y en desarrollo, en parte como consecuencia del traslado de las depreciaciones de las monedas”. Y sostuvo que seguirá subiendo “como resultado de los recientes aumentos de los precios de las materias primas”.
Por otra parte, el Fondo pronosticó que “después de haber crecido un 2,9% en 2017, Argentina contraerá su PBI un 2,6% este año.

Con estos números Argentina continúa como uno de los 17 países, sobre un total de 190, que culminará el año con una inflación de dos dígitos.

Pero además, solo es superada en el ranking por Venezuela -país para el que el FMI calcula una suba de precios de 2,5 millones por ciento-; y Sudán del Sur, Sudán e Irán, naciones afectadas por conflictos bélicos.

La región
En el ámbito regional, salvo Venezuela (con hiperinflación) y Haití (13%), los demás países registran tasas inferiores al 10%.

Entre los vecinos, Brasil presenta una 4,2%, Paraguay 4,1% y Bolivia 3,7%. Los otros dos países limítrofes, Uruguay y Chile, registran la mayor y menor variación, con 7,9 y 2,9 por ciento.

Lea más:  La inflación de abril cerró en 2,7% y el acumulado del año llegó al 9,6%

Un fenómeno de larga data
Un informe elaborado este año por la Unidad de Estudios y Proyectos Especiales de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) muestra que durante los últimos 100 años, la tasa de inflación promedio del país fue de 105% anual, con un máximo histórico de 3.079% en 1989.

Desde 1944 hasta hoy, de 26 presidencias analizadas solo cinco registraron variaciones de precios menores a los dos dígitos, mientras que en el extremo opuesto, seis presidentes tuvieron inflaciones anuales de tres dígitos.

Las tasas de inflación anualizadas más altas se presentaron en los gobiernos de Reynaldo Bignone (401%) y Raúl Alfonsín (398%), con el pico máximo registrado en 1989, con un 3079% y una devaluación histórica.

Comentá