Los de narices chatas

De origen humilde, vida sacrificada, con dos rivales, la balanza antes de la pelea, y el contrincante en el ring. “Si cuando suena la campana, hasta el banquito le sacan”, como decía el inefable Oscar Natalio “ringo” Bonavena. Hoy es el día del boxeador en nuestro país, la “pelea del siglo” entre Jack Dempsey y Luis Ángel Firpo, celebrada el 14 de septiembre de 1923 en el Polo Grounds de Nueva York, es el disparador de ese festejo.

La conmemoración no tiene solo que ver con aquel combate por el título mundial de los pesados del “toro salvaje de las pampas”, sino también porque a partir de ese día se legalizo el boxeo en todo el territorio nacional, hasta ese momento las “funciones de box” estaban proscriptas. El deporte se practicaba en forma amateur y las peleas eran clandestinas.

Entre nuestros púgiles, el que escaló más alto fue Víctor Godoi. “Cococho” logró la corona mundial supermosca de la Organización Mundial de Boxeo, siendo el único de esta tierra que consiguió un título del mundo. La noche del 7 de noviembre de 1998, cuando venció por puntos en fallo dividido al mexicano Pedro Morquecho, estará por siempre guardada en un rincón de la memoria

Comentá