Caso Maldonado: las escuchas que revelan la pelea entre la familia y los mapuches

Plaza de Mayo Marcha por Santiago Maldonado Foto Juano Tesone

Se trata de una discusión entre Claudina Pilquiman y Sergio Maldonado. El juez ordenó destruir las grabaciones pero la fiscal apeló la decisión.

Las escuchas ordenadas por el juez federal Guido Otranto al teléfono de Sergio Maldonado revelan que el hermano de Santiago sospechaba, ya a mediados de septiembre pasado, que los testimonios mapuches eran falsos. Lo inquietaba su total negativa a declarar. La situación entre los referentes de Resistencia Cushamen y Sergio se tensó al punto que este amenazó con revelar sus nombres ante la justicia.

A mediados de mayo de este año el juez federal Gustavo Lleral ordenó la destrucción del producto de las intervenciones por considerar que estas eran “abiertamente inconstitucionales e inconvencionales”. En su visión afectaban la privacidad de personas que no eran sospechosas de ningún delito. Horas después la fiscal federal Ávila, interpuso un recurso para impedirlo. Según Ávila, las grabaciones podrían demostrar cómo se gestó una operación destinada a entorpecer y desviar el trabajo de la justicia. Este martes la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia definirá el destino de las cintas.

En la primera grabación que fue publicada por Infobae se escucha conversar al abogado de APDH Fernando Cabaleiro y al amigo de Santiago, Ariel Garzi. En el intercambio se centra en el Testigo E, Lucas Naiman Pilquiman, hijo de Claudina Pilquiman, última persona en ver con vida al artesano. Queda en evidencia que Cabaleiro no se reunió con el joven sino que recibió su “testimonio” por terceros. La conversación se asemeja a la construcción del guión de una supuesta “desaparición forzada”. Pilquiman es una conocida referente mapuche y militante Ultra K. La mujer, fue beneficiada con una casa por parte del gobierno Kirchnerista mientras vivía en Puerto Deseado en 2010. Desde hace unos años su actividad partidaria se trasladó al El Bolsón.

La charla entre ella y Sergio Maldonado ocurrió el 19 de septiembre a las 22.42 pm. Se trata de un intercambio agresivo con momentos dramáticos en los cuales quedan a la luz nuevas faltas a la verdad por parte de los involucrados. Maldonado subraya que él personalmente habló con Naiman Pilquiman y que este le contó que su hermano había sido detenido por Gendarmería Nacional. Es decir, la versión de Santana, el mapuche de los binoculares. Sin embargo, ante el juez, el llamado Testigo E, aseguró que observó cómo el 1° de agosto pasado Maldonado se quedaba sólo y escondido a la orilla del río Chubut sin efectivos cerca. Además puntualizó que no le había contado nada de lo sucedido a Sergio o a Santana. Otra contradicción.

Che, Claudina, te llamo por lo siguiente: Hay que darle un corte a esto porque ya es muy peligroso si seguimos así. Tenés que decirles a tus hijos que vayan a declarar mañana. Osea, no hay más tiempo, porque fíjate lo que pasó ayer –Maldonado se refiere al mega operativo de búsqueda ordenado por el juez Otranto en Cushamen el 18 de septiembre–: podrían haber hecho un desastre adentro. La mejor forma es aparecer de una vez por todas. Los tienen a todos identificados. Entonces, la mejor forma es declarar y que esto se termine de una vez porque yo no quiero cargar con algo ahí”, arranca Sergio la comunicación. “(…) Tendrían que venir, viste, y que declaren todo. Todo está acá, listo, ¿qué más quieren?¿Qué más prueba que eso? Y que digan la verdad: que uno vio una cosa y el otro vio otra, eh. Y no que uno solo sea el vocero”, agrega.

Lea más:  "El 1º de agosto no detuvimos ni matamos a nadie", dijo el gendarme que lideró el operativo

“Vos fíjate, si fue Matías y puso la cara, ¿cómo no pueden ponerla los demás?”, insiste él.

“¡Por favor! No comparemos cosas. No se trata de eso, Sergio. Vos no conocés la realidad, responde la mujer.

“Bueno, yo lo que conozco es lo que me contó Lucas a mí. ¿Qué voy a conocer? Entonces, ¿qué? ¿Mintió Lucas cuando me contó todo?”, le retruca Sergio y da a entender que ya no confía en los mapuches.

Pilquiman termina por fundamentar sus negativas a la posibilidad. “Ellos lo único que quieren es conocerles la cara”, dice. A lo que Maldonado responde amenazante: “Te soy sincero. O sea, yo, si no, voy y digo ‘Llamen a declarar a todos’. Y chau. Ya tienen todas las fotos de todos. Que los llamen a declarar a todos y listo. La verdad, no quiero cargar con la carga de haber podido evitar algo”.

“¿Querés hacerlo? Bueno, perfecto. Perfecto esa visión, Sergio. ¿Querés hacerlo? Hacelo. Vos tenés tu forma de ser. Vos tenés otra forma de vivir. Vos a la vida y a esta democracia de mierda la ves de otra forma. Nosotros la vemos de otra forma. Perfecto. Si a vos te tranquiliza Sergio, hacelo. Te lo digo de corazón. Hacé lo que te parezca más conveniente. Denunciá a todo el mundo con nombre y apellido”, retruca Pilquiman.

Y sigue: “Me cago en el país. Me cago en esta democracia y me cago en esta Justicia, ¿sabés? Porque vos decís esta Justicia, ¡y esta Justicia es una mierda, Sergio! ¿Vos pensás que va a cambiar algo?”.

La contestación final de Maldonado es definitiva: “Ustedes son una comunidad cuando les conviene. Cuando no les conviene son todos individualistas”.

El diálogo completo

Sergio Maldonado (SM): Che, Claudina, te llamo por lo siguiente: Hay que darle un corte a esto porque ya es muy peligroso si seguimos así. Tenés que decirles a tus hijos que vayan a declarar mañana. Osea, no hay más tiempo, porque fíjate lo que pasó ayer: podrían haber hecho un desastre adentro (…) La mejor forma es aparecer de una vez por todas. Los tienen a todos identificados. Entonces, la mejor forma es declarar y que esto se termine de una vez porque yo no quiero cargar con algo ahí (…) Ya fueron cuatro veces. Yo ayer cuando fui, que pasé a cinco kilómetros de donde está la comunidad, estaban tres con los perros y había siete equipos de esos. Así que tranquilamente pueden ir, hacer un pozo ahí dentro, enterrarlo en algún momento, y que paguen ustedes el precio por algo que no hicieron.

Claudina Pilquiman (CP): Sí, no, eh, mirá.

SM: Yo hoy fui y le dije a la fiscal porque el juez no me atendió, el jueves vamos a Comodoro a terminar de sacarlo, y conseguir que la fiscal tome declaración mañana. Así que tendrían que venir, viste, y que declaren todo. Todo está acá, listo, ¿qué más quieren? ¿Qué más prueba que eso? Y que digan la verdad: que uno vio una cosa y el otro vio otra, eh. Y no que uno solo sea el vocero.

CP: Sí.

SM: Porque [la fiscal Silvina] Ávila no los puede ni [ver]. Está esperando cualquier cosa para agarrar y tener una excusa para hacerlos pelota.

CP: Sí, no, seguro, Sergio. Yo quiero que me escuches ahora. Ellos [por la Justicia] lo único que quieren es conocerles la cara.

Lea más:  Denuncia judicial de Gendarmería por el caso Maldonado

SM: Ya la conocen la cara de ustedes. ¿Vos te pensás que cuando paran ahí no tienen la foto de todos?

CP: Pero pará, no sé, no sé. Esta es mi posición, o sea, para mí a ellos no les importa, porque a ellos no les importa buscar al Brujo, ¿entendés?. Ellos saben perfectamente que yo lo llevé. Saben que yo lo vi corriendo para abajo. ¿Vos te pensás que les importa? No les importa un carajo.

SM: Sí, está bien, pero eso es otro tema. No me importa.

CP: A mí no me van a hacer nada porque saben que yo no estaba en la línea de ataque. ¿Qué seguridad tenemos de los demás? O sea, tampoco puedo responderte yo. Yo no sé lo que haría en su lugar si yo estuviese ahí. No sé lo que ellos van a decidir. Les voy a comentar lo que vos me dijiste. Pero si ellos no lo hacen es por eso.

SM: Te soy sincero. O sea, yo, si no, voy y digo: “Llamen a declarar a todos”. Y chau. Ya tienen todas las fotos de todos. Que los llamen a declarar a todos y listo. La verdad, no quiero cargar con la carga de haber podido evitar algo. Lo vengo sosteniendo todos los días.

CP: Bueno, que agarren y llamen a declarar a los que tienen la foto. Deciles eso. Qué sé yo. No sé qué decirte. Yo entiendo tu dolor pero yo quiero que entiendas también.

SM: Aparecen encapuchados. Lo tienen todo. Tienen satélites que los miran de todos lados hasta cuando pasaban por ahí, se cambiaban y salían y hacían el cambio de relevo. ¿Pensás que los otros son pelotudos? Ayer entraron cuatrocientos policías con helicópteros, drones…Sí no se aclara todo esto, va a seguir estirándose. Y los van a dar vuelta a todos ustedes, diciendo que no colaboran. Fijate lo que dijo Macri hoy…El jueves vamos a Comodoro a terminar de recusar al juez y listo. Tienen que declarar mañana. Que se termine de una vez por todas. Poniéndose y mostrándose es la mejor forma. Es la única seguridad, porque si no, si un día aparece en una zanja, como toda la gente que está desaparecida, cuando te quisiste acordar hay cien desaparecidos.

CP: Bueno, Sergio, pero eso vos ahora lo descubriste. Nosotros ya lo sabemos.

SM: Bueno, por eso no lo hice al principio: para darles tiempo de que razonaran un poco. Yo entiendo que son tus hijos y todo. Pero yo a mi hermano ya lo perdí.

CP: Pero no son solamente mis hijos. Hay mucha gente, ¿me entendés?

SM: No soy yo el que está en todos los videos. No quiero estar mal con ustedes, pero hay que darle un corte.

CP: Hacé lo que te parezca. Vos sos el hermano, ya lo sé.

SM: Vos fíjate, si fue Matías y puso la cara, ¿cómo no pueden ponerla los demás?

CP: ¡Por favor! No comparemos cosas. No se trata de eso, Sergio. Vos no conocés la realidad.

SM: Bueno, yo lo que conozco es lo que me contó Lucas a mí. ​¿Qué [otra cosa] voy a conocer? Entonces, ¿qué? ¿Mintió Lucas cuando me contó todo?

CP: Bueno, está bien, está bien.

SM: Yo entiendo que vos sos la madre, pero es la mejor seguridad.

CP: ¿Querés hacerlo? Bueno, perfecto. Perfecto esa visión, Sergio. ¿Querés hacerlo? Hacelo. Vos tenés tu forma de ser. Vos tenés otra forma de vivir. Vos a la vida y a esta democracia de mierda la ves de otra forma. Nosotros la vemos de otra forma. Perfecto. Si a vos te tranquiliza Sergio, hacelo. Te lo digo de corazón. Hacé lo que te parezca más conveniente. Denunciá a todo el mundo con nombre y apellido.

Lea más:  Marcha por Santiago Maldonado

SM: Pero está todo el país con esto, ¿entendés?

CP: Me cago en el país. Me cago en esta democracia y me cago en esta Justicia, ¿sabés? Porque vos decís esta Justicia, ¡y esta Justicia es una mierda, Sergio! ¿Vos pensás que va a cambiar algo? Si de vuelta ayer estaban por todos lados en la comunidad. Con los perros, por el río, por todos lados. Bueno, yo cuando vengan mis hijos les voy a comentar cada cosa que dijiste y ellos verán qué hacen. Yo ya fui a declarar. Y fui a declarar mi verdad. Pero cada uno tiene su propio pensamiento. Yo no voy a estar diciéndoles a los demás lo que tienen que hacer. Yo ya dije lo que vi.

SM: A ver, yo quiero hablar con los chicos. ¿Vos me querés pasar el número y yo los llamo y hablo con ellos?

CP: No sé. Yo voy a hablar primero con ellos. No sé dónde están. No te lo voy a decir. Les voy a preguntar a ellos, les voy a decir todo lo que me dijiste y ellos verán lo que hacen. ¿Vos te das cuenta que de alguna forma estás traicionando a los propios amigos de tu hermano?

SM: No, no, no estoy traicionando a nadie.

CP: Sí, porque los estás mandando al muere.

SM: Yo los banqué 49 días. Y tengo a mi vieja, mi viejo, a todos los amigos sufriendo. Y a mi abuela que se está muriendo. Te banqué 49 días y ya mi paciencia se empieza a terminar. Porque si vos llorás por ellos y después todos se cagan en él, en mí, me da por el quinto forro de las pelotas. Los esperé, les di todos los tiempos y 49 días todos dando vueltas a disposición de ustedes. ¿Cómo es la cosa? ¿Cómo todos nos jodemos y ustedes no? Yo lloro todos los días porque sufro a mi hermano. Los apoyé porque es lo que él creía. No quiero estar en contra de ustedes. Pero tampoco voy a estar de pelotudo, poniendo la cara todos los días y cargando con que entren ahí y los hagan mierda a todos. Porque ya con uno me es suficiente. Si puedo evitar que los demás no sufran, lo voy a hacer. Entonces, hablá con tus hijos y que se pongan las bolas donde tienen que ponerlas. Y que declaren, porque porque es la única forma que tienen de preservarse. Por que si no los van a hacer pelota tarde o temprano…Hola, hola.

CP: Sí, te estoy escuchando.

SM: Bueno, no sé me enojo así. Si esto no se resuelve ahora que estamos todos metiéndole, nos van a terminar matando a todos. Y eso es lo que va a pasar. Hay que ser realistas. ¿O vos te pensás que a ellos no les importa toda la plata que están moviendo? Todo el movimiento que hacen. Y no lo van a hacer al pedo… Ustedes son una comunidad cuando les conviene. Cuando no les conviene son todos individualistas. Ya pedí turno mañana, 8.30 AM, para que empiecen y vayan a declarar. Te mando un beso

CP: Otro, Sergio.

SM: Bueno, chau.

 

 

 

(Fuente: Clarin )

Comentá