Causa Correa, dinero mal habido, estafas

En Comodoro Rivadavia son tres los nombres que -hasta el momento- marcan el camino de “El Embrujo”. Federico Piccione, Andres Ninin, y Pablo Rondini.

La corrupción no distingue orígenes. Generalmente ofrece una amplia gama de aristas en las que se conjugan aportes tanto públicos como privados. La causa “El Embrujo”, como otras, es el fiel reflejo de ello, una muestra más del armado de una compleja trama de complicidades en donde tanto referentes del sector estatal como del empresarial se asocian para robar.

Es el Ministerio Público Fiscal de la provincia el que encabeza la investigación con cinco sabuesos que, hasta el momento, gracias a la obviedad, avanzan a velocidades tan vertiginosas que hasta ellos mismos se sorprenden con los resultados obtenidos, tan importantes en tan poco tiempo.

Con más de 350 cheques con nombres y apellidos, números de CUIT y CUIL, endosos; los fiscales, por momentos, se sorprenden de la “torpeza” de éstos improvisados delincuentes de poca monta emborrachados de impunidad, que dejaron sus huellas marcadas a lo largo de su camino delincuencial, con una obviedad que deslumbra.
Tanto es así que
“…se han encontrado pruebas de créditos bancarios otorgados a empresarios de la construcción de la ciudad de Trelew cuando nunca fueron solicitados…”-aseguraron fuentes de fiscalía.

Están detenidas 7 personas y fueron desvinculados 13 funcionarios que pertenecieron a la Administración Das Neves que, entre jóvenes “brillantes” funcionarios y jóvenes empresarios le habrían generado un perjuicio al estado provincial superior a los $800 millones.
La “lista de Correa” es, a todas las luces, el ejemplo más grosero de corrupción pública-privada. Es el “botón” de muestra en un paño devaluado con el que se pretendieron confeccionar “trajes a medida” para corruptos pero de mala calidad.
Improvisados, descuidados, impunes, groseros ocupantes de roles de poder que solo pudieron poner su sello gracias a los paternalismos gobernantes.

Piccione, Ninin, y Rondini, aparentes pantallas de Correa y Cia. en esta ciudad, encontraron en los medios de comunicación la excusa perfecta.

La situación de ahogo financiero y colapso empresarial de Protel Patagónica constituia un escenario ideal.
El concurso preventivo de acreedores por el que se encontraba transitando la empresa y la necesidad de alcanzar su continuidad y la de los puestos de trabajo, ayudo a que “alguien” muy cercano al actual socio gerente de la emisora, Daniel Fasciglione, le propusiera escuchar la “oferta” de Ninin.

Esta consistia en los aportes de dinero necesarios para cerrar exitosamente el concurso de acreedores, y solventar los gastos de funcionamiento junto a las obligaciones impositivas y tributarias. A cambio, una vez homologado el concurso y cumplimentadas las exigencias del acuerdo se transferiria el 40% del paquete accionario de la empresa.
Poco de esto ocurrió. En principio se lograron los acuerdos pertinentes con los principales acreedores pero el concurso aun continúa abierto, se abonaron sueldos de los empleados pero no se pagaron ni las obligaciones impositivas ni tributarias.
“….Todavía pueden haber más sorpresas en este entramado….” – sostuvo Fasciglione en una entrevista que realizó en Radio del Sur el pasado jueves. ¿Por qué? Porque si bien la transferencia de acciones operaría luego de concluido el concursos preventivo de acreedores -tal como prescribe la normativa- , Ninin asumió el control editorial de la empresa y Rondini gerenció la cuestión contable y administrativa.
“….De mayo a diciembre de 2017 ingresaron a las arcas de la televisora un promedio de $360.000 por mes….” –informó Fasciglione. Pero en los listados que los investigadores cuentan como prueba, la famosa lista de correa, la productora habría sido el instrumento por el cual se habrían “lavado” más de $20 millones.
Uno de los datos que más llamó la atención de los fiscales es que Protel Patagónica nunca contó con una carpeta bancaria calificada como para que se le permitiera utilizar dinero en descubierto o descuento de cheques. Sin embargo, a la sucursal Pueyrredón del Banco Chubut, llegaron las autorizaciones para que esto ocurriera.
“….Llegó un momento en el que me negué a firmar acuerdos y cheques…”, agregó en la entrevista Fasciglione. Es entonces cuando estos documentos de pago de empresas constructoras locales comienzan a ser adelantados por conocidos prestamistas de la plaza cuya operación se concentra en Hotel Lucania Palazzo; le daban los dineros a Rondini y a Ninin y este ultimo los depositaba en el banco.
Uno de los aspecto más vidriosos de esta operatoria es el papel que desempeñó el contador Pablo Rondini.

Rondini -un conocido broker de la plaza financiera- facturaba a la productora por servicios de administración y contaduría un monto de $40 mil por mes. Fue quien se responsabilizó de implementar los planes de pago ante la AFIP y los descuentos de cheques en la sucursal Pueyrredón del Banco Chubut cuando Protel nunca contó con una carpeta que así lo permitiera.

La falta del ROS
De la lista de Correa surgen indicaciones de pago hacia la emisora por un monto superior a los $20 millones. Sin embargo, los aportes de capital originados por el contrato firmado entre Protel Patagonica y Andrés Ninin con su grupo inversor, a la productora solamente le ingresaron un promedio de $360.000 por mes entre mayo y diciembre de 2017. En total, casi $2 millones y medio.
Lo que intentan definir los fiscales es el destino de la diferencia entre lo que efectivamente ingresó a la productora y lo indicado en la lista de Correa. Es decir, casi $20 millones que serían parte del producto de los sobreprecios pagados por empresas constructoras y que se sospecha que fueron manejados por Piccione, Ninin y Rondini bajo las ordenes de Correa.
De corroborar la hipótesis, los funcionarios de fiscalía entienden que Rondini en su condición de contador público nacional, debería haber denunciado el mencionado flujo de fondos a través de los Reportes de Operaciones Sospechosas, tal lo exige la ley de lavado de activos. Acción esta que nunca ocurrió.

En sus frecuentes viajes, Correa y Luther se entrevistaban con Federico Piccione en el Lucania. Lo que intentarán probar los fiscales es que “….Federico Piccione, socio gerente de la empresa Nitens SRL, cumplía el rol de nexo entre Andrés Ninin, Pablo Rondini y Diego Correa….” adelantó una fuente de la fiscalía a Argentarnoticias.

….De hecho -agregó- tanto Diego Correa como Diego Luthers viajaban en el día desde Rawson para entrevistarse con Piccione en el Lucanía….”.

Ninin a Tribunales
El pasado viernes, Ninin fue citado por el Fiscal Héctor Iturrioz. El encuentro fue breve y “el fiscal se quedó con más dudas que certezas”, aseguraron fuentes de la fiscalía a Argentarnoticias.

La misma fuente agregó que “…. Ninin no pudo explicar acabadamente como hizo y con qué fondos aporto los dineros a Protel Patagonica y como adquirió en los ultimos tiempos el 50% de la emisora Radiocracia de Comodoro Rivadavia….”, dato este ultimo que surgió de la escritura notarial que posee la fiscalía.

¿Imputacion con detenciones?
Es probable que en los próximos días, el Ministerio Público Fiscal solicite la imputacion de los investigados en la causa y no se descarta que los mismos estén acompañados de pedidos de detenciones. Para los funcionarios, que los investigados gocen de libertad puede ser un causal de entorpecimiento en la investigación dado el riesgo de eliminación de pruebas.


Por Sergio Cavicchioli – ArgentarNoticias – Canal 9

Comentá