Odebrecht confesó coimas de US$25 millones por los gasoductos

Marcio Faría, ex ejecutivo de la constructora brasileña, reveló cómo funcionaba el entramado de coimas en las obra pública. La investigación fue realizada por el diario La Nación.
Marcio Faría, uno de los máximo ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht y quien se amparó en el régimen de la delación premiada en Brasil para tener la posibilidad de reducir su pena, dijo que “todo andaba bien hasta la muerte de Néstor Kirchner”.

“Todo andaba bien. Lo que cambió todo fue la muerte de Néstor Kirchner. Nosotros estábamos cumpliendo con todo establecido. Todo fluía”, declaró Faria frente a los fiscales, en un documento revelado por un informe del diario La Nación.

“Con la muerte de Kirchner yo veo que todo cambia en Argentina y también cambia con nuestro contrato. Dejamos de pagar hasta ver qué pasaba en ese país, porque el que mandaba en el gobierno era Kirchner”, sostuvo.

Aseguró que los problemas terminaron cuando el lobista Jorge “Corcho Rodríguez contactó a Bento e Faría “para resolver los problemas” y “el contrato volvió a funcionar”.

Además, precisó que el entonces presidente de la Cámara de la Construcción Argentina, Carlos Wegner, sirvió de interlocutor entre el entonces máximo ejecutivo de Odebrecht en el país, Flavio Bento e Faría y los funcionarios argentinos que pedían coimas.

Por otro lado, la investigación de La Nación detalla que Odebrecht tenía la obligación de asociarse o subcontratar a empresas locales, que eran sugeridas por el Gobierno nacional.

Además, tenían la necesidad de contratar lobistas que le permitan negociar en distintos puntos del país y principalmente facilitar los acuerdos con el equipo del exministro Julio De Vido, quien permanece en prisión.

Lea más:  Causa Irán: se completó el tribunal

Por otra parte, el informe señala que los arrepentidos revelaron que la constructora brasileña pagó coimas en base al porcentaje que tenían en cada obra, de tal manera que las otras empresas que participaban del consorcio pagaban el resto de los sobornos.

Comentá