Remarcan precios y se diluye la apuesta del Gobierno a una “desinflación” en mayo

Empresas de alimentos envían listas de precios con fuertes aumentos y se diluye la promesa del Gobierno de una baja en la inflación de mayo

Los funcionarios habían apostado a que mayo sería el mes del gran alivio en el frente inflacionario. Creían que, ya pasado el momento estacional de alzas tarifarias y, además, con un dólar bajo control, se moderarían las subas. Pero en los supermercados se está viendo que la inercia no se detiene

Ni el dólar clavado en $20,50. Ni las altas tasas de interés “contractivas”, en la terminología de Federico Sturzenegger.

Ni el ancla salarial con paritarias de 15%, trabajosamente impulsadas por el Gobierno en sociedad con los principales sindicatos. Tampoco la férrea pelea por las expectativas que los funcionarios mantienen con la oposición.

Nada parece alcanzar para bajar la inflación de manera considerable.

Abril dará un número alto, cercano al 2,4%, y mayo arrancará complicado en materia de precios. Tras un inicio de año traumático, el mes que está a punto de comenzar promete más tensiones.

Por lo pronto, fuentes del sector advirtieron iProfesional sobre fuertes remarcaciones por parte de las principales alimenticias. Aumentos que, en muchos casos, ya fueron informados a las cadenas de comercialización, tanto minorista como mayorista.

Los incrementos para los alimentos llegan al 8%. Por ejemplo, en el caso de los fideos. E impactan en las líneas más económicas, de las cuales se abastece la población de menores ingresos.

También las arroceras están remarcando ese mismo porcentaje, mientras que las principales empresas de café están aplicando un 6% de suba.

Lea más:  La inflación de abril cerró en 2,7% y el acumulado del año llegó al 9,6%

Estos incrementos también provienen de una de las compañías más diversificadas de la industria alimenticia, que comercializa desde salsa de tomate hasta jugos en polvo.

Tal es así, que esta firma ya envió las nuevas listas con alzas de hasta el 10%. Y no es la única: otro de los grupos económicos líderes notificó aumentos que incluso se extienden hasta los condimentos (mayonesas, mostaza, ketchup).

Pero hay más. Junto a los incrementos en los precios de los alimentos, llegarán los de otros productos de la canasta familiar. Entre ellos, en los artículos de cuidado personal e higiene, que ya fueron anunciados.

Mayo no traerá el alivio esperado
A juzgar por las nuevas listas que están recibiendo las cadenas, mayo quedaría lejos de la expectativa del Gobierno. O, al menos, del escenario que prometieron públicamente los funcionarios.

Desde el Palacio de Hacienda venían pregonando que el índice de precios se iba a desplomar a partir del quinto mes del año: “A partir de mayo, vamos a tener niveles de inflación mucho más bajos”, aseguró semanas atrás el ministro Dujovne. Hasta aseguró, sin dar una cifra exacta, que pensaba cumplir con la meta del 15% para el año.

“Sabíamos que estos primeros meses iban a ser así. Estamos atravesando un mal trago, pero era totalmente esperable”, planteó, en un intento por mostrar que el mal momento era pasajero.

Bajo su óptica, tras el primer cuatrimestre con una “inflación enfurecida”, notablemente impactada por la revisión de tarifas, en mayo llegaría el oasis tan esperado.

Por eso es tan relevante lo que está pasando. Porque la ola remarcatoria -por ahora en alimentos y otros productos del consumo masivo- amenaza con enterrar definitivamente la expectativa oficial de un índice en baja desde ese mes.

Lea más:  El Gobierno quiere ponerle “techo” a los aumentos salariales de 2018

Para peor, estos incrementos golpean donde más duele: en la denominada inflación “núcleo” (que incluye productos de la canasta básica pero que no contempla los precios regulados), que es la que más mira Sturzenegger para decidir los pasos a seguir con su política monetaria.

(Fuente: iProfesional)

Comentá