Faltan 540 kilos de marihuana y la policía dice que se los comieron las ratas

La droga desapareció de un depósito judicial de Pilar y se detectó por un inventario que se hizo en un relevo de jefe. Tres jefes imputados

Un grupo de policías, entre ellos tres jefes de la Bonaerense, fueron imputados tras el faltante de 540 kilos de marihuana que estaba resguardada desde hacía dos años en el depósito judicial de Pilar, después de que argumentaron que las ratas comieron la droga.

Esta increíble historia comenzó en abril de 2017, cuando el comisario Emilio Portero relevó a su par Javier Specia, responsable de la Delegación Departamental de Pilar.

Un mes antes, Specia había relevado al comisario Gabriel Schefer. Con cada traspaso de mando se debe firmar el “recibo del cargo”, que no es otra cosa que el “inventario” de lo que deja en manos de su sucesor.

Según información oficial, Portero detectó en el depósito judicial de la Departamental Pilar una diferencia en la cantidad de droga incautada, por lo que notificó del hecho a la División de Asuntos Internos de la Policía y presentó una denuncia ante el Juzgado Federal de Campana.

El magistrado a cargo, Adrián González Charvay, ordenó que Gendarmería Nacional allanara el galpón, tras lo cual confirmó que, según el acta de traspaso firmada por Specia, allí debía haber alrededor de 6.000 kilos de marihuana y los efectivos de la fuerza federal hallaron 5.460, es decir, 540 kilos menos.

El juez citó a los responsables y los tres argumentaron que la marihuana “había sido comida por las ratas”.

González Charvay dispuso entonces una nueva inspección al depósito, donde se labraron actas y se tomaron muestras para verificar el grado de veracidad de las declaraciones.

Lea más:  Reconocerán a policías de la Alcaidía

Por su parte, el Ministerio de Seguridad abrió un sumario administrativo a los tres comisarios, mientras investiga la irregularidad en la guarda de la evidencia decomisada.

El jueves, la Justicia resolvió imputar a los policías (a los que se sumó el principal Emiliano Rodríguez) y solicitó a la Auditoría General de Asuntos Internos que los notifique de la nueva citación al juzgado federal para tomarles declaración indagatoria el 4 de mayo.

LA VERSIÓN DE ASUNTOS INTERNOS

Desde Asuntos Internos aclararon ayer que “se tomó intervención desde un primer momento”, pero “no pudo avanzar debido a un pedido de las autoridades del juzgado interviniente, que preferían continuar con la investigación”, explicaron.

Según esta versión, personal judicial “se acercó a inspeccionar el depósito” sin comunicarlo a Asuntos Internos, pero “de todas maneras integrantes de este área se presentaron en el lugar para realizar una auditoría preventiva, aunque no lograron que las autoridades judiciales les facilitaran una copia del procedimiento”. Explicaron que “no se tomaron medidas disciplinarias contra los policías responsables por la obligación de aguardar los resultados de las pericias y de que presten declaración ante el juzgado”.

Por lo que trascendió, los resultados de los peritajes realizados hasta el momento echaron por tierra el argumento de que las ratas consumieron la droga.

Comentá