Lula confirmó que se entrega: “Voy a atender el mandato de prisión”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció hoy ante miles de simpatizantes que está decidido a entregarse para cumplir una condena a 12 años de cárcel, pese a que reafirmó su inocencia.
Lula, de 72 años, se dirigió a la multitud que clamaba “¡No te entregues! ¡No te entregues!”, al final de una misa frente al Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo, en las afueras de Sao Paulo, donde permanece atrincherado desde hace dos días.
Según el exmandatario, su condena obedece al propósito de evitar el regreso de la izquierda al poder en las elecciones de octubre, en las cuales es favorito en los sondeos.

“Hace mucho tiempo que soñé que era posible gobernar este país incluyendo a millones de personas pobres en la economía, en las universidades, creando millones de empleos”, proclamó, antes de ser sacado en andas del camión de sonido sobre el cual se había improvisado una capilla.
“No soy un ladrón. Un ladrón no haría lo que hago yo. Soy el único ser humano imputado por un departamento que no es mío. Mintieron cuando dijeron que era mío. Soy un ciudadano indignado. Ninguno de los jueces duerme con la conciencia tranquila como yo”, señaló luego de una larga introducción el líder del Partido de los Trabajadores (PT).
“Ese es el crimen que cometí. Y si fuera por ese crimen, de colocar a negros en la universidad, de que los pobres puedan comprar un auto, viajar en avión, seguiré siendo un criminal”, arengó desde la cima del camión, acompañado por dirigentes de partidos de izquierda y de Dilma Rousseff, su sucesora y heredera política, destituida en 2016 por el Congreso.

Lea más:  Lula Da Silva seria liberado en las próximas horas

Cuando se entregue a la policía, Lula será trasladado a Curitiba (sur), donde le espera una celda de 15 metros cuadrados.

Comentá